El Banco Mundial destacó que CinePapaya, una pequeña empresa tecnológica de empresarios peruanos, es un ejemplo de cómo el Estado y el capital privado pueden impulsar en forma conjunta proyectos empresariales impulsados por jóvenes profesionales.

En el informe "El emprendimiento en América Latina: muchas empresas y poca innovación", que el organismo presentó la semana pasada, se destaca que América Latina goza desde hace unos años de una estabilidad económica que ha permitido a millones dejar la pobreza, pero también advierte que tiene "una apremiante asignatura pendiente: superar un déficit de innovación" en las empresas, desde las más pequeñas hasta las más grandes, incluidas las llamadas multilatinas.

"Nuestras empresas (…) primero no tienen el tipo de inversión en investigación y desarrollo que las empresas parecidas de otras regiones emergentes tienen y, segundo, cuando cruzan las fronteras (…) normalmente lo hacen para vender en otros mercados el mismo producto que venden en su mercado local", comentó Augusto de la Torre, economista jefe para América Latina y el Caribe del Banco Mundial, que dirigió el equipo que elaboró el estudio, da cuenta el diario chileno El Mercurio.

EsperanzaFrente a esta situación, el Banco Mundial señala en el informe que "la experiencia de dos emprendedores peruanos ofrece una luz de esperanza", en referencia a Gary Urteaga y Manuel Olguín, quienes obtuvieron en agosto del 2011 fondos de Fidecom, un programa del gobierno peruano, para desarrollar CinePapaya, un portal de información sobre películas y ventas de entradas de cine. Además, recibieron financiación y asesoría de Wayra, una iniciativa de Telefónica, del fondo de Silicon Valley 500 Startups y de Start-Up Chile, un programa del gobierno de ese país.

La empresa tiene una plantilla de 14 trabajadores y espera facturar US$ 1 millón este año.

Tomando como ejemplo este caso, una de las recomendaciones del Banco Mundial es que los gobiernos complementen el énfasis que han puesto en ayudar a la pequeña empresa con políticas enfocadas a apoyar a las firmas jóvenes con un alto potencial de crecimiento. "Es ahí donde se cuecen las habas en términos de crecimiento y generación de empleo", señala de la Torre.