Módulos Temas Día

Bajas ventas de fabricantes de iPhone es mal augurio para Apple

La preocupación es que el iPhone X, pese a haber disfrutado de un repunte durante el trimestre de las fiestas de fin de año habitual para los dispositivos de Apple de nueva generación, se desvaneció rápidamente.

Apple

Apple

El teléfono inteligente más costoso de Apple ha tenido problemas para atraer clientes en los mercados emergentes. (Foto: Bloomberg)

Los inversores en busca de pistas sobre la recepción que tendrá el iPhone X pueden echar un vistazo más profundo a sus principales socios de fabricación. Y estos últimos no lucen muy bien.

Los cinco principales ensambladores de dispositivos de Apple Inc. reportaron una fuerte desaceleración luego de alcanzar su punto más alto a fines del año pasado, lo que sugiere que la demanda del dispositivo de alta gama podría haberse disipado apenas un trimestre después de su lanzamiento.

Mientras que Hai Precision Industry Co., Pegatron Corp. y otros tres proveedores clave informaron un aumento del 8 por ciento en sus ventas totales durante el trimestre de marzo, el crecimiento se derrumbó más tarde en el período, una caída que en el pasado ha presagiado una desaceleración para Apple

La preocupación es que el iPhone X, pese a haber disfrutado de un repunte durante el trimestre de las fiestas de fin de año habitual para los dispositivos de Apple de nueva generación, se desvaneció rápidamente.

El teléfono inteligente más costoso de Apple ha tenido problemas para atraer clientes en los mercados emergentes, mientras que los competidores desde Huawei hasta Xiaomi despliegan más teléfonos premium y dominan en China, el mercado extranjero más grande de la compañía estadounidense.

El viernes, Morgan Stanley redujo su estimación para los envíos de iPhone en 6 millones, lo que pone de manifiesto la creciente inquietud desde que Taiwan Semiconductor Manufacturing Co., fabricante de procesadores iPhone, emitió una decepcionante proyección que provocó una pérdida del 7% en el valor de Apple en los últimos tres días.

El crecimiento de las ventas de Apple tiene una estrecha correlación con el de su principal quinteto de ensambladores, que dependen del fabricante de iPhone para su propio crecimiento comercial: Hon Hai por sí solo obtiene aproximadamente la mitad de sus ingresos de Cupertino.

Si bien es difícil traducir sus números directamente a los de Apple, un vistazo a las cifras reportadas desde el 2016 sugiere que es posible sacar ciertas conclusiones sobre la salud general de los ingresos del gigante de teléfonos inteligentes de EE.UU.

Hon Hai y los otros ensambladores efectivamente pueden ofrecer información sobre las ventas de Apple, pero solo en cierta medida, dijo Jusy Hong, director de IHS Markit. Mientras que Hon Hai, Quanta y Pegatron dependen de Cupertino para más de la mitad de su volumen de negocio, Wistron y Compal dependen en menor medida de Apple, según datos compilados por Bloomberg.

Además, como expertos en hardware, sus operaciones no tendrían ningún impacto en las ventas de software y servicios, una parte importante y creciente de los ingresos y utilidades de Apple.

"Es cierto que son los principales ensambladores de Apple, pero al mismo tiempo tienen otros clientes", dijo en un correo electrónico.

Los inversores siguen preocupados de que las ventas de iPhone en Apple, que publica resultados el 1 de mayo, no cumplan sus elevadas expectativas. Mia Huang, analista de la firma de investigación Trendforce con sede en Taipéi, estima que el volumen total de producción de iPhone creció levemente a 54-56 millones de unidades en el trimestre de marzo, apenas por encima de los 52 millones en el mismo período del año pasado, cuando fue propulsado por la demanda de modelos de menor precio y más antiguos, como el iPhone 6S y la versión mejorada del iPhone 7.

"De acuerdo con nuestras estimaciones, el volumen de producción del iPhone X cayó un 50 por ciento en el primer trimestre en comparación con el cuarto trimestre", dijo Huang. AMS AG, que fabrica los sensores ópticos que controlan el brillo y el color, se convirtió en el último proveedor de Apple que arroja dudas sobre la recepción del dispositivo. 

Sus acciones cayeron luego de advertir sobre los márgenes operativos negativos debido a la baja capacidad de producción en sus fábricas de Singapur, que el analista Guenther Hollfelder, de Baader Helvea AG, dijo que sugería menores volúmenes de iPhone X de lo previsto.

Aun así, el precio más alto del iPhone X aseguró un aumento ordenado en los ingresos. Por ahora, los analistas aún cuentan con que los primeros tres meses de este año hayan sido el mejor segundo trimestre de Apple con un cálculo promedio de US$61.000 millones en ingresos. Y aunque su quinteto de ensamblaje registró una desaceleración en las ventas durante el período, su crecimiento colectivo sigue siendo el doble que el del año anterior.

Tags Relacionados:

Apple

iPhone

Leer comentarios ( )