Módulos Temas Día

‘Amazonificación’ y ola digital no dejan subir inflación global

Corea del Sur es el país que enfrenta las fuerzas desinflacionarias más grandes que genera la tecnología digital, según Nomura Holdings Inc.

Corea001

(Foto: Reuters)

Las veloces conexiones de internet de Corea del Sur y su amplia penetración de smartphones facilitan las compras online. (Foto: Reuters)

Los avances de gran envergadura en tecnología digital mantienen quietos los precios en todo el mundo y sobre todo en Corea del Sur, donde casi un quinto de las compras minoristas tiene lugar online. Esa ola digital seguirá extendiéndose, con un efecto que será mayor en los mercados emergentes.

Corea es el país que enfrenta las fuerzas desinflacionarias más grandes que genera la tecnología digital, según Nomura Holdings Inc.

Sus veloces conexiones de internet y su amplia penetración de smartphones facilitan las compras online y benefician a los consumidores, pero eso se ha convertido en un dolor de cabeza para los funcionarios al ejercer una presión descendente sobre la inflación.

El avance de la tecnología digital impide el aumento de los precios de diversas maneras. Las compras online cuestan menos que las de las tiendas físicas y permiten a las empresas rebajar los productos, mientras que la tecnología digital de bajo costo puede aumentar la eficiencia, reduciendo el poder de negociación salarial de los trabajadores, escribió Nomura.

Más información online hace que para la gente sea más fácil negociar mejores precios, mientras que la transición a las compras online dificulta medir lo que ocurre con los precios al consumidor.

Esos efectos se extenderán a otros países y en realidad serán más fuertes en las economías emergentes que en sus pares desarrollados, según una nueva investigación de los economistas de Nomura, encabezados por Robert Subbaraman, que trabaja en Singapur.

Una de las razones de esto es que el acceso a internet en los mercados emergentes sigue rezagado, lo que significa que esos países darán un salto a tecnología de próxima generación como los smartphones, la infraestructura 5G, la Internet de las Cosas y más, lo que habilitará nuevas experiencias de compras y poder de fijación de precios.

Compradores más jóvenes
Por otra parte, una generación en general más joven tiene más probabilidades de comprar online, y las grandes poblaciones de las economías emergentes significan que hay potencial para una escala enorme.

La ola de tecnología digital “ayuda a entender por qué, en el plano mundial, la inflación permanece baja pese a un sólido crecimiento y mercados de trabajo ajustados”, según el informe de Nomura. Sus analistas crearon un nuevo Índice de Exposición a la Desinflación Digital, que utiliza cinco parámetros clave para una muestra de 50 economías:

  • Usuarios de internet como porcentaje de la población
  • Velocidad de la conexión de banda ancha a internet no móvil
  • Tasa de urbanización
  • Población
  • Edad media de la población

Corea del Sur ocupó el puesto número uno, seguida por Noruega, Hong Kong, Suecia y Dinamarca.

El Banco de Corea, que hace poco rebajó su estimación de inflación para este año a 1.6%, ha dicho que hay razones estructurales como la expansión del comercio electrónico que explican la tendencia a la baja inflación.

“El auge de las compras online en Corea fue posible debido al tamaño relativamente pequeño del país, que facilita los servicios de entrega, un acceso a internet sumamente desarrollado y la demanda de bienes más baratos por parte de los consumidores”, dijo Kwon Young-sun, economista de Nomura que trabaja en Hong Kong.

“Preveo que los precios de los productos online se reflejarán más en los índices oficiales de inflación, lo que ejercerá una presión descendente sobre la inflación”.

Leer comentarios ( )