Con la mirada puesta en el exterior, diversificar su negocio, centrado hasta el momento en la exportación de productos congelados y a partir del próximo año aumentaría su portafolio con la línea de conservas de atún y calamar.

"Sabemos que la demanda del atún es importante en varios países del exterior como España, donde ya llegamos con nuestros congelados y también en Perú hay una cultura importante en cuanto a conservas y podríamos destinar una parte de la producción al mercado local pero con mayor énfasis al exterior", comentó Víctor Quillay, gerente general de la compañía.

Pero la gama de productos podría seguir ampliándose. Así, con el fenómeno de y las nuevas especies que trae al mar peruano, Agropesca explorará nuevos productos. Todo ello lo harían con un socio ecuatoriano.

Para ello, piensan también construir una nueva planta de procesamiento en el sur del país, ya que ahora cuentan con una en el norte, la cual podría desarrollarse en Arequipa o Tacna, donde ya cuentan con los terrenos.

"Definir su creación dependerá de lo que ocurra al final de este año con el fenómeno de El Niño, de eso partirán las inversiones que haremos; este año optamos por no hacerlo porque no estaba tan bien espectado, ya el 2013 invertimos US$ 5 millones para mejoras de las líneas", agregó el ejecutivo.

Con todo y ello, tras haber reportado unos cinco primeros meses del año positivos y luego una reducción hasta el momento, la empresa espera crecer este año un 10% en relación al 2013.