En los últimos años, Complejo apostó por expandir sus tierras en Ica e ingresar al norte. Así, pasó de 400 a más de 3,000 hectáreas, que le han permitido exportar a los cinco continentes. Ahora, implementará 2,000 hectáreas más con una inversión de más de US$ 80 millones.

Su gerente de Administración y Finanzas, Raúl Briceño, afirmó que la meta es mantener su posición en el negocio global del espárrago verde fresco, su principal producto. Además, buscan aumentar sus campos de uvas, arándanos y berries.

"En espárrago verde fresco somos los más grandes en Perú, y quizá del mundo; producimos todo el año en Ica y Jayanca (Lambayeque). Competimos con productores de Estados Unidos y México", comentó.

La apuesta por las uvas en Piura, en donde sumarán 450 hectáreas para ese cultivo, se enfocará en la variedad sin pepa. Y es que la oferta peruana de red globe ya alcanzó el nivel esperado, consideró el ejecutivo.

De las 2,000 hectáreas en mención, la mitad ya son implementadas en Olmos y otras zonas para producir desde el 2016. Las otras 1,000 hectáreas, también en el norte, serían tomadas en cuenta desde el 2017.

Si bien aún no han definido el destino de su banco de tierras, Briceño descartó a la chía y otros cultivos de reciente notoriedad porque la mira está en productos con más barreras de entrada. Por ello, podrían continuar con espárragos, paltos y arándanos, indicó.

ExpectativaAgroindustrial Beta espera cerrar el año con una facturación de US$ 115 millones, ligeramente superior a la del 2014 con los mismos campos. Briceño comentó que hasta el momento no han sido afectados por el fenómeno de El Niño y el primer trimestre permite anticipar un buen año para la empresa.

Hacia concentrados de frutasDesde 1994, Agroindustrial Beta ha crecido mirando al mercado exterior con productos frescos.

Hace poco abrió su planta de congelados en Ica (US$ 5 millones) para avanzar hacia productos más elaborados.

En esa línea, Raúl Briceño reveló que planean elaborar concentrados de frutas. "Lo tenemos que ir desarrollando poco a poco", sostuvo, tras afirmar que el proyecto iría de la mano con la explotación de las marcas que hoy emplean para la exportación de algunos de sus productos.

Sin embargo, Briceño precisó que ese proyecto vendría después de la consolidación de su negocio de congelado, que ya comenzó con el envío de espárragos a Europa y Estados Unidos, y próximamente a Asia.