Por Tania Misagel

Lowe-YAKU, agencia local de la multinacional Lowe and Partners que brinda servicios de creatividad publicitaria, ingresó en marzo al mercado peruano de las comunicaciones con las metas claras. La flamante empresa pretende lograr en los próximos tres años una facturación de US$10 millones, lo que significa triplicar sus cinco clientes actuales.

Sin embargo, su objetivo más ambicioso es el de convertirse en la agencia de publicidad más importante de la región mediante el posicionamiento del Perú como un hub creativo en , colocándolo a la altura de países como Argentina, Brasil o España. Para ello, la empresa centrará sus esfuerzos en la exportación de ideas.

"Pretendemos desarrollar el 100% de las estrategias creativas en el país. Queremos que puedan manejar sus marcas desde el Perú hacia afuera", dice su director general, César Benavides.

El público objetivo de la empresa son las multinacionales presentes en nuestro país y las firmas peruanas que están en proceso de expansión. Para atenderlos, Lowe-YAKU se apoyará en los más de 100 años de experiencia de su firma. Así, las ideas trabajadas en el Perú serán complementadas por las otras filiales de la red Lowe and Partners para hacerlas más sólidas y garantizar su funcionamiento.

Con su ingreso y su inversión de US$ 750.000 en infraestructura y tecnología, la agencia pretende dinamizar el actual sector de las comunicaciones en el país. Lowe-YAKU tiene como principal cliente a y maneja ocho de sus marcas, entre las que destacan Axe, Rexona, , Cif y Clear. Asimismo, la compañía cuenta con clientes locales en el sector financiero y de consumo masivo próximo a ingresar al mercado.