MARCO ALVA PINOMARCO.ALVA@DIARIOGESTION.COM.PE

El crecimiento sostenido que ha experimentado la economía del Perú los últimos años y la consiguiente mejora del ingreso per cápita de su población han generado necesidades de inversión en diferentes sectores como consumo, salud, educación e infraestructura.

Y son justamente esos sectores donde Advent International, uno de los fondos de capital privado global más importantes del mundo, está apuntando para obtener buenos rendimientos.

"Tenemos un fondo de US$ 1,650 millones para invertir en empresa de la región, pero nuestro foco está en Brasil, México, Colombia y Perú", señaló Mauricio Salgar, director gerente de Advent International para la Región Andina.

El ejecutivo refirió que en Perú están evaluando compañías familiares medianas y grandes, que facturan más de US$ 50 millones al año y que necesitan de recursos para seguir creciendo.

"Estamos mirando empresas comerciales, de salud, de educación, de servicios para la minería y el petróleo, y las vinculadas a desarrollo de infraestructura, los cuales son negocios atractivos", indicó.

"En este momento tenemos cuatro conversaciones andando con empresa peruanas que van a su propio ritmo. Perfectamente podemos invertir en una o dos", reveló.

PotencialSalgar explicó que un fondo de inversión capital privado (private equity) se dedica a buscar empresas privadas que no estén listadas en la bolsa y que tengan un alto potencial de crecimiento, para invertir en ellas.

Luego de identificar a una compañía interesante, el siguiente paso es acercarse a conversar con el dueño de la misma para saber si existe la posibilidad de concretar la inversión.

En Latinoamérica este proceso de desarrollar relaciones para una posible asociación puede durar entre 12 y 18 meses, o quizá un poco más, indicó.

Si se llega a un acuerdo, el fondo compra acciones de la empresa (las del dueño o aquellas que provengan de una emisión de nuevas acciones) y se convierte en su accionista. "Asumimos el riesgo puro del accionista", destacó Salgar.

"Nos interesa tener una participación activa en la definición de la estrategia de crecimiento de la empresa y eso típicamente implica tener un porcentaje relevante de la propiedad, un 50%", apuntó. Tras un plazo, que en promedio deberá ser de cinco años, en el cual la compañía crece y aumenta su valor, el fondo desinvierte, es decir, vende sus acciones (a través de la bolsa o directamente a una multinacional), obteniendo un rentabilidad para sus inversionistas.

EN CORTORendimiento. Advent International apunta a conseguir una rentabilidad de dos dígitos para los inversionistas que conforman su fondo regional. Entre tales inversionistas se cuentan a fondos de pensiones de EE.UU., Europa y Asia, fondos soberanos, aseguradoras e inversionistas institucionales como universidades estadounidenses y europeas.