Módulos Temas Día

Adidas y Nike tienen nuevo rival en la cancha de fútbol

Aston Villa F.C. acaba de firmar un acuerdo de fabricación de indumentaria con el especialista en comercio electrónico de Estados Unidos, Fanatics Inc. Entérese de qué se trata.

Aston Villa

Aston Villa

Aston Villa

El equipo de fútbol favorito del Príncipe Guillermo podría estar al frente de una revolución.

Aston Villa F.C. acaba de firmar un acuerdo de fabricación de indumentaria con el especialista en comercio electrónico de Estados Unidos, Fanatics Inc. Si bien la compañía es grande en su territorio nacional, a cargo de las operaciones de comercialización para las ligas deportivas NHL, NBA, NFL y la MLS, es poco conocida al otro lado del Atlántico. Si el ensayo en inglés sale bien, esto podría cambiar.

Fanatics no es como Nike Inc., Adidas AG o Under Armour Inc. Nunca verás una camiseta de Aston Villa con el logotipo de Fanatics, una "F" roja que se asemeja a una bandera ondeando.

En cambio, la compañía que tiene a SoftBank como inversionista, ha pagado los derechos de licencia exclusivos para todos los artículos promocionales de Aston Villa durante varios años. Posteriormente, venderá contratos de derechos separados para diferentes partes de esos artículos promocionales: indumentaria, gorras de béisbol, artículos para el hogar, etc. Para la camiseta de juego, se tratará de una marca de ropa masculina de la ciudad natal del club, Birmingham, llamada Luke 1977.

La jugada pionera de Villa se produce en un momento en que las marcas más grandes están redoblando las apuestas en acuerdos gigantes con algunos clubes de alto rango. Esos acuerdos significan que los equipos de rango menor (Villa ha estado en la segunda división de Inglaterra los últimos dos años) obtienen poca atención para marketing por parte de los fabricantes de ropa deportiva. Mientras que acaparan todos los derechos, a menudo producen una gama mucho menor de indumentaria para todos los demás, aparte de los equipos gigantes.

Las nuevas camisetas de Villa serán fabricadas por Fanatics. Es un gran cambio respecto de los acuerdos de patrocinio tradicionales de indumentaria. Aunque Nike y Adidas diseñan y comercializan indumentaria de fútbol, ​​rara vez lo fabrican, ya que contratar a un tercero (a veces al mismo Fanatics). Los campeones de la Premier League como Manchester City, por ejemplo, son un equipo de Nike, pero su indumentaria es fabricada por la compañía británica Dewhirst Group Ltd.

Fanatics, por el contrario, controla la cadena de valor completa. Producirá las camisetas de Villa con la marca Luke 1977, poseerá los almacenes que las almacenan y desarrollará y manejará los sitios web y aplicaciones para su venta.

En el modelo de negocio tradicional para indumentaria de fútbol, ​​una Nike o Adidas pueden pagarle a un fabricante contratado US$ 10 por camiseta, luego la venden a un minorista como SportsDirect International Plc por US$ 30, el que a su vez lo vende por US$ 60. La marca en sí se queda con US$ 20, de lo cual debe pagar una regalía al club.

Debido a que Fanatics está integrado desde la fabricación hasta el punto de venta, hay menos intermediarios que se quedan con una parte. La fabricación de cada camiseta podría costar US$ 5, y podría haber US$ 20 adicionales en costos logísticos y asociados, pero se queda con US$ 35, en lugar de los US$ 20 que podría obtener la marca tradicional.

La preferencia de Fanatics por la fabricación local también debería ayudar. Los equipos generalmente tienen que encargar sus camisetas con un año o más de anticipación porque son fabricadas en lugares lejanos, pero Fanatics puede trabajar en plazos mucho más cortos. Por ejemplo, si Villa es promovido esta temporada, Fanatics podrá responder rápidamente a cualquier demanda adicional. El modelo de producción local es similar a Inditex SA, cuya cadena de moda rápida Zara ha tenido mejores resultados que Hennes & Mauritz AB, que tiene el 80% de su producción en Asia.

La gran base de seguidores de Aston Villa, pero con una baja posición, lo convierten en un ingreso menos arriesgado y menos costoso al fútbol inglés, especialmente si regresa a la Premier League este año.

El acuerdo sigue siendo una especie de experimento. El club claramente espera que su marca sea lo suficientemente fuerte como para vender las camisetas sin el respaldo de un gran nombre de ropa deportiva. Por supuesto, es improbable que los Chelsea y Manchester United del mundo renuncien a sus acuerdos de patrocinio por US$ 1,000 millones de Nike y Adidas. Pero para los principiantes y otros aspirantes, es una alternativa intrigante.

Leer comentarios ( )