Estocolmo (Reuters).- Los títulos del fabricante de aviones sueco Saab treparon más de un 25% el jueves, luego de que Brasil dijera que comprará 36 cazas Gripen por alrededor de 4,500 millones de dólares, en un anuncio que parece mejorar las posibilidades de la firma europea de obtener más contratos de exportación.

Las acciones de subieron hasta un 30% en las primeras operaciones y a las 1111 GMT registraban un alza del 24.81%, a 166 coronas suecas, después de que el país sudamericano escogiera una nueva versión del Gripen por encima del F/A-18 Super Hornet de Boeing y el Rafale de Dassault Aviation.

"El éxito en Brasil probablemente será de importancia estratégica y abrirá puertas en otras contiendas", escribió el analista Mats Liss de Swedbank en una nota a inversores.

Generaciones anteriores del Gripen han sido vendidas o comercializadas mediante leasing en Sudáfrica, Tailandia, República Checa y Gran Bretaña, además de ser usadas por la propia fuerza aérea de Suecia.

En septiembre, el Parlamento suizo aprobó una compra de 22 Gripen, aunque el acuerdo por 3,400 millones de dólares para reemplazar antiguos Northrop F-5 Tiger aún no es definitivo.

Saab dijo en septiembre que creía que podría vender un total de entre 400 y 500 Gripen en los próximos 15 a 20 años.