(Bloomberg).- dijo que explorará la venta de las marcas de cerveza premium de , incluyendo Peroni y Grolsch, allanando el camino para la adquisición por 73,500 millones de libras (US$ 110,000 millones) de su principal rival.

La venta de los activos podría levantar potencialmente más de US$ 1,000 millones, de acuerdo a estimaciones de analistas y, más importante todavía, podría ayudar a despejar posibles obstáculos de antimonopolio por la compra de la fabricante de cerveza lager Castle por parte de AB InBev. Meantime Brewing Co., la cervecera británica independiente adquirida este año por SABMiller, también está entre las marcas que son consideradas para la venta, dijeron las compañías en un comunicado este jueves.

AB InBev está emprendiendo una acción rápida para evitar potenciales asuntos reguladores por un acuerdo que crearía una compañía con control sobre cerca de la mitad de la ganancia del sector. Molson Coors Brewing Co. ha acordado adquirir 58% de la participación de SABMiller en MillerCoors por US$ 12,000 millones, mientras que un 49% de las acciones en China Resources Snow Breweries Co. también necesitaría ser vendido.

Vender Peroni y Grolsch "ayudaría a reducir influencia y no convierte la adquisición de SABMiller en algo menos atractivo", dijo por teléfono Javier González Lastra, un analista en Berenberg, en Londres. "Son activos atractivos. Están bien posicionados, son marcas internacionalmente reconocidas".

Peroni y Grolsch podrían valer hasta US$ 1,200 millones, estima el analista de Susquehanna Financial Group, Pablo Zuanic. Los compradores potenciales incluyen al japonés Kirin Holdings Co. y Carlsberg A/S, dijo Zuanic en una nota el 30 de noviembre.

'Mínimo efecto'"La venta de Peroni y Grolsch debería tener un impacto mínimo por el lado positivo", que el fabricante Budweiser generará a partir de la compra de SABMiller, dijo Zuanic. Una operación "estaría dentro de nuestras expectativas, y veríamos esto como un signo positivo si allana el camino para la aprobación reguladora del acuerdo".

Peroni --fundada en Lombardía, Italia, en 1846-- ha superado a Grolsch en la última década cuando la marca ha aprovechado su asociación con el mundo de la moda de Italia para convertirse en la cerveza elegida por los bebedores jóvenes en bares y restaurantes.

Particularmente en el Reino Unido, la cerveza holandesa Grolsch, una lager rubia conocida por su tapa de rosca que puede ser abierta con la mano, ha encontrado un crecimiento más difícil. Los volúmenes de ventas europeas de Grolsch han caído 13% desde 2005, mientras los de Peroni se han incrementado 5.4%, de acuerdo a los datos de Euromonitor.

Peroni, adquirida por SABMiller por cerca de 400 millones de euros entre 2003 y 2005, ahora vale alrededor de 938 millones de euros, de acuerdo a la estimación de Jyske Bank. Grolsch, comprada por unos 878 millones de euros en el 2008, podría venderse en cerca de 268 millones de euros, dijo la agencia de corretaje.

Meantime es un negocio más pequeño cuyos productos, como la London Lager, se venden en más de 900 pubs y bares, así como en las tiendas Waitrose, J Sainsbury Plc y Marks & Spencer Group Plc. SABMiller acordó adquirir la marca en mayo.

Cualquier venta sería condicionada a la finalización de la adquisición de SABMiller por AB InBev, dijeron las compañías.

TAGS RELACIONADOS