Rocío Barja Marquinarocio.barja@diariogestion.com.pe

Luego que el fin de semana, la Corte Superior de Justicia de Lima confirmara la resolución por la cual se obliga a a pagar al Estado peruano US$ 163 millones por no haber construido una planta de ácido sulfúrico y el circuito de cobre en el , los pasos que siguen parecen ser más que auspiciosos.

Así lo dejó entrever la administradora concursal de la empresa, Rocío Chávez, quien señaló que el citado fallo no hace más que ratificar la situación que se tenía el 9 de junio último, donde el Ministerio de Energía y Minas se erige como el principal acreededor de Doe Run.

Fecha claveAhora bien, con la decisión judicial en mano, Chávez señaló que en la próxima junta de acreededores a realizarse entre el 19 y 22 de agosto se tomarán decisiones claves en cuanto al futuro de la empresa.

"El agente de las acreencias laborales ha solicitado cambiar el destino de la empresa de reestructuración a liquidación", indicó. En ese sentido, puntualizó que dicha propuesta será el punto principal de la agenda a votar en la junta.

Aclarando puntosRespecto a la difusión de algunas versiones que daban cuenta de que el fallo judicial fue a favor de la empresa y por tanto se desconoce la acreencia del MEM, precisó que ya fueron aclaradas.

"Algunos representantes de los trabajadores estaban malinformando la decisión tomada por la Corte, pero ya se solucionó", dijo. Es más, Chávez comentó que su administración facilitó a las radios locales de la zona una copia del fallo.

"A la fecha las operaciones en el complejo de La Oroya están suspendidas porque no hay suministro de concentrados, lo que ha provocado que también se suspendan las labores de los trabajadores", finalizó.

En cortoVenta de activos. El administrador concursal de Doe Run, Ayar López Cano informó que el banco suizo UBS, encargado de la subasta internacional de los activos de la empresa, ya se contactó con posibles compradores.

"De cumplirse con el cronograma previsto, para mediados de diciembre o inicios de enero del 2015 se tendría al ganador del concurso, el cual estaría listo para firmar el contrato", anotó tras recordar que la venta será tanto de la mina Cobriza como el complejo metalúrgico La Oroya.