Luego que la Corte de la Haya definiera los , el espacio de pesca para el Perú se incrementó. Si bien más allá de las 80 millas no hay abundancia de anchoveta, sí hay otros recursos de consumo humano directo que pueden ser aprovechados.

La exviceministra de Pesquería, Elsa Galarza, afirmó que entre las especies que se ubican en los 50 mil kilómetros cuadrados que pasaron a ser parte del se encuentran especies como jurel, pota y caballa que abren la posibilidad de crear una industria de consumo humano directo en la zona sur, que actualmente no existe.

"La gran cantidad de empresas tanto de congelados como de conservas se encuentra en la zona norte, sin embargo esta decisión de la Corte abre la oportunidad de generar una industria pesquera que vaya más allá de la anchoveta en el sur", dijo a gestion.pe la también investigadora de la .

Explicó que para que esta industria sea posible es necesario que el Instituto del Mar del Perú (Imarpe) haga un estudio sobre la cantidad de recursos que existen en la zona y las estaciones en que se encuentran, además de que el Estado dé los incentivos necesarios para generar la inversión del sector privado.

Para Galarza el fallo de La Haya no ayuda a los de Tacna, quienes tenían la esperanza de pescar en un espacio mayor. Sin embargo, tienen la oportunidad de asociarse para tener embarcaciones de mayor tamaño y así, junto con la industria aprovechar los recursos. Es necesario el apoyo del Estado para que obtengan financiamiento.