Módulos Temas Día

En EE.UU. se consumen licores, cervezas y vinos por US$ 186,000 millones

El consumidor estadounidense ya pide el Pisco en las licorerías por ser un cóctel artesanal, un licor blanco de gran versatilidad para hacer mezclas y debido a la familiaridad del Pisco Sour, indicó la Oficina Comercial del Perú (Ocex) en Miami.

Pisco

Pisco

El consumidor estadounidense ya pide el Pisco en las licorerías por ser un cóctel artesanal, un licor blanco de gran versatilidad para hacer mezclas, afirma la Ocex del Perú en Miami.

USI

En Estados Unidos se consumen licores, cervezas y vinos por US$ 186,000 millones, de ese monto US$ 26,200 millones corresponden a licores, US$ 98,000 millones a cervezas y US$ 61,800 millones a vinos, afirmó la Oficina Comercial del Perú (Ocex) en Miami.


Actualmente, la demanda de bebidas alcohólicas sigue aumentando en Estados Unidos, tras haber tenido un crecimiento estable por los últimos diez años, especialmente en los segmentos de vinos y licores espirituosos.


Las nuevas preferencias en su consumo han hecho que la tendencia de la demanda siga en aumento, siendo los estados con mayores ventas los de Florida, California y Nueva York.

Licores
En la industria de destilados, el vodka es la principal categoría con una cuota aproximada del 34% del mercado, seguido del ron, whisky y otros licores.


Según un informe del Consejo de Destilados de Estados Unidos (Discus, por sus siglas en inglés), las ventas de estos productos a los distribuidores aumentaron 4% en el año 2017, representando con ello un incremento de US$ 1,000 millones con respecto al 2016 y llegando a la suma de US$ 26,200 millones en el 2017.


Estas cifras suponen un nuevo aumento en las ventas por octavo año consecutivo, impulsadas en parte por el gusto de los millennials por los whiskys premium y otros productos espirituosos de alta gama, por lo que las empresas están creando entusiasmo en el mercado con nuevos productos y nuevas tecnologías para interactuar con los consumidores de licores.


Además, en lo referente a tendencias, destaca que el consumo de bebidas alcohólicas en Estados Unidos está cambiando, debido al estilo de vida saludable que ha surgido en la generación más joven y que se está extendiendo desde Europa a Estados Unidos.


También ha habido un cambio en los tipos de bebidas alcohólicas que los consumidores prefieren: bajas en calorías y sin calorías, las cuales incluyen vinos y cervezas de alta calidad y con bajo contenido de alcohol.


Cerveza
En el caso de la cerveza, ha presentado un modesto declive por algún tiempo a pesar de las tendencias demográficas ampliamente favorables, de acuerdo a la revista IWSR, ya que el consumidor ha trasladado sus preferencias hacia otras bebidas alcohólicas como el whisky o el vino.


No obstante, se deberá prestar atención al segmento particular de la cerveza artesanal, la cual muestra una alternativa positiva y en alza como nicho especial en este mercado.


De acuerdo a Statista.com, las ventas proyectadas en el presente año están estimadas en más de US$ 98,000 millones, y considera que una persona gastará aproximadamente US$ 198 y el consumo per cápita será de 69.9 litros.


Asimismo, en una encuesta realizada por Statista, se indicó que en referencia a la edad del consumidor y a la cerveza producida en Estados Unidos, las personas comprendidas entre 30 a 40 años consumían este producto en un 55.25%, seguidas de un 43.65% (30 a 49 años) y 35.17% (50 a 64 años).


Vinos

Por su parte, el portal Granview Research estima que el tamaño del mercado de vino en Estados Unidos es de US$ 61,800 millones en el 2017. La creciente demanda del producto a través de los canales de distribución en Internet hace que sea más fácil para las bodegas más pequeñas llegar a los clientes.


La disponibilidad cada vez mayor del vino es un factor principal que hace aumentar la preferencia del consumidor por el producto. Salones de belleza, cines, librerías e incluso estaciones de lavado de autos junto con algunos supermercados como Kroger, Wegmans y Whole Foods sirven comida y vino en las tiendas promoviendo así el consumo del producto.


En concreto, Wine Marketing Council indica que las mujeres consumen más vino que los hombres (59% vs 41%), teniendo como principales consumidores por edad a las personas entre 53 a 71 años (Baby Boomers) con una cuota del 37%, seguidos de los millennials (23 a 40 años) con 32%. Además, los millennials se convertirán pronto en la generación de consumidores más grande de vinos finos para el 2026.


En lo referente a vinos importados, Estados Unidos importó en el año 2017, un total de US$ 6,200 millones y los primeros cuatro países proveedores que destacaron fueron Italia (US$ 1,940 millones), Francia (US$1,920 millones), Nueva Zelanda (US$ 440.7 millones), Australia (US$ 438.4 millones) y España (US$ 379 millones).


Canales
En cuanto a los canales, las entregas a domicilio realizadas por empresas emergentes, así como la venta en línea, que se ha expandido por medio de las aplicaciones en el celular.


Los productos más vendidos en las licorerías en línea son el vino con un 65%, la cerveza (13.8%) y otros licores (21.2%). Además, los destilados y vinos están utilizando activamente hoy en día, las redes sociales como plataforma para promover y establecer una conexión con sus consumidores.


En cuanto al vino, se aprecia una interesante tendencia, en la cual aparte del canal tradicional (licorerías) ahora también se vende en tiendas de comestibles más naturales/gourmet y tiendas de comestibles de surtido limitado.


Asimismo, se aprecia que el vino se encuentra más disponible en teatros, estadios deportivos, bares deportivos y restaurantes casuales rápidos.


La revista Beverage Dynamics señaló recientemente que los consumidores estadounidenses han desarrollado un antojo por lo exótico, y están buscando licores nuevos y novedosos con la ayuda de importadores yproductores innovadores.


El fenómeno está impulsado por una serie de factores y tendencias como son los viajes de mayor alcance, mayor interés en las cocinas étnicas y comunidades de inmigrantes que anhelan disfrutar los sabores de las comidas y bebidas de sus países de origen.


Gran parte del interés en los licores exóticos se genera en el renacimiento del cóctel, a medida que los bármanes investigan nuevas formas de sorprender a los clientes.


Las exploraciones in situ permiten a los consumidores replicar esos intrigantes cócteles en casa, y crean una demanda para ellos en las tiendas.


Pisco
Entre los licores exóticos que los estadounidenses están buscando en el mercado destacan el mezcal (México), el singani (Bolivia), shochu (Japón), soju (Corea), baijiu (China) y también el Pisco.


En cuanto a su aceptación por el consumidor estadounidense, se señala que el público ya pide el Pisco en las licorerías por ser un cóctel artesanal, un licor blanco de gran versatilidad para hacer mezclas y debido a la familiaridad del Pisco Sour.


En el portal Business Insider, se presentó un listado de los 30 mejores cócteles del mundo, en el cual el Pisco Sour se encontró en el puesto 19.


A pesar de que el Pisco es conocido en el mundo, para que llegue a más consumidores y canales de distribución, los exportadores tienen que conocer el mercado destino y tener presente las tendencias y preferencias del público consumidor, así como la regulación para su ingreso y distribución.

Leer comentarios ( )

Ir a portada