Londres (Reuters).- La economía de Gran Bretaña se contrajo levemente en los tres meses que finalizaron en julio, pese a que la estimación se vio distorsionada por un feriado público adicional y otro postergado día festivo para celebrar los 60 años de la reina Isabel en el trono, dijo un importante centro de investigación.

El producto interno bruto (PIB) cayó un 0.2% en el período, luego de que los datos oficiales mostraran del 0.7% entre abril y junio, indicó el Instituto Nacional de Investigación Económica y Social (NIESR por su sigla en inglés) en su estimación mensual.

"Estas estimaciones sugieren que la gran brecha de producción negativa del Reino Unido está ampliándose", dijo NIESR. "No esperamos que la producción supere su máximo de inicios del 2008 hasta el 2014", agregó.

El único punto destacado fue que el índice mensual del PIB calculado por NIESR subió a 102.4 en julio desde 101.0 en junio, elevándose a su nivel más alto desde diciembre y generando perspectivas de que la economía británica pueda salir de la recesión en el tercer trimestre.

La estimación de NIESR siguió a los datos oficiales que mostraron que la se encogió en un 2.9% en junio, afectada por las festividades públicas adicionales, aunque la caída fue menor a lo estimado inicialmente.

El miércoles, el gobernador del Banco de Inglaterra, Mervyn King, parece encaminado a dar otro panorama poco favorable para Gran Bretaña, mientras la economía del país sigue sufriendo los efectos de la crisis de deuda de la zona euro y el programa de austeridad nacional.