Módulos Temas Día

Duelo comercial entre EE.UU. y China da a Brasil ventaja con la soja

La cosecha brasileña de semillas oleaginosas se ha disparado en la última década y se espera que alcance un récord este año. La excelente cosecha significa que hay un suministro adicional para satisfacer la demanda de China, el principal comprador mundial.

Brasil

Brasil

Como China planea imponer aranceles de represalia a la soja estadounidense, el país asiático podría recurrir a Sudamérica para obtener más suministros. Eso haría de Brasil, el mayor exportador de soja del mundo, un ganador obvio.

La cosecha brasileña de semillas oleaginosas se ha disparado en la última década y se espera que alcance un récord este año. La excelente cosecha significa que hay un suministro adicional para satisfacer la demanda de China, el principal comprador mundial. Las primas pagadas en los puertos brasileños ya han subido mucho, señal de que el país asiático comenzó silenciosamente a reducir sus envíos a EE.UU. semanas atrás.

El único inconveniente para Brasil es que la demanda de China puede ser demasiado grande como para satisfacerla.

China ya representa casi el 70 por ciento de los envíos totales de soja de Brasil, según cifras de despachos de marzo. El país asiático probablemente importe alrededor de 97 millones de toneladas este año, según las previsiones del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Es probable que las exportaciones brasileñas alcancen los 74 millones de toneladas, en tanto parte de la cosecha se destinará a procesadores nacionales, dijo Pedro Dejneka, socio de MD Commodities, con sede en Chicago.

Priorizar a China
También es poco probable que Brasil deje de vender a otros países y desvíe todas sus exportaciones a China, ya que eso podría poner en riesgo las relaciones comerciales a largo plazo, dijo Vinicius Ito, vicepresidente sénior de derivados de Ecom Trading, en una entrevista telefónica desde Nueva York.

Incluso si Brasil "priorizara a China, las primas se dispararían tanto que terminaría reduciendo su competitividad", dijo Ito. "Entonces, el resto del mundo recurriría a la soja de EE.UU.".

Argentina
Conforme China se mueve más allá de Brasil para satisfacer todas sus necesidades de soja, el próximo benefactor podría ser Argentina, el mayor exportador mundial de harina de soja. La proteína, utilizada en la alimentación del ganado, se elabora triturando la semilla oleaginosa.

China generalmente importa soja y hace la trituración a nivel nacional. Pero dados los aranceles sobre los suministros de EE.UU., el país asiático podría comprar una mayor cantidad del alimento procesado.

Cabe señalar que la harina de soja no fue incluida en la lista de productos estadounidenses que son objeto de los aranceles propuestos."Se habla de que podrían crecer las exportaciones de harina de EE.UU. a China, pero aún no somos optimistas al respecto", dijo en un correo electrónico Terry Reilly, analista sénior de materias primas de Futures International en Chicago. "Esperamos que Argentina aumente la venta del producto".

Actualmente, Argentina no exporta harina de soja a China. Además, el país enfrenta una sequía prolongada que ha frenado el suministro de cultivos y provocado un repunte de los futuros de la harina de soja. Los aranceles de China podrían impulsar otra alza, dijo Reilly.

Leer comentarios ( )