(Reuters).- El operó estable luego de haber fluctuado tras un informe de más débil de lo esperado que complica el panorama pero que no disuadiría a la Reserva Federal de seguir reduciendo su estímulo monetario.

Las nóminas no agrícolas de Estados Unidos para enero registraron un aumento decepcionante de 113,000 frente a una estimación consensuada de 185,000 lo que inicialmente provocó fuertes bajas en el dólar.

Sin embargo, un punto destacado del informe mostró que aumentó la proporción de estadounidenses en edad de trabajar que están empleados o buscando empleo.

Tras una fuerte caída frente al euro inmediatamente después del reporte, el dólar recuperó algo de terreno, aunque seguía mostrando debilidad.

La moneda americana también subió contra la moneda japonesa, luego de recuperar terreno tras la venta generalizada posterior al informe de empleo. El billete verde ganó 0.14% a 102.22 yenes.