La agencia bajó hoy las calificaciones de instrumentos de deuda emitidos por la ciudad de Buenos Aires, la provincia de Salta y el municipio de La Plata, en línea con un de la nota soberana de luego de que el país cayó en cesación de pagos.

Fitch considera que a consecuencia del default, la se verá sometida a una mayor incertidumbre y volatilidad financiera.

"La economía argentina está ya en recesión y esto probablemente sólo lo empeorará, porque el evento de un afecta la confianza y potencialmente restringe más los flujos de moneda extranjera al país", dijo el reporte en el sitio web de la agencia de calificación de crédito.