(Reuters).- no tiene expectativas favorables para la reunión que convocó para este viernes el juez estadounidense Thomas Griesa para discutir sobre la soberana, tras el fracaso de recientes mediaciones con tenedores de bonos incumplidos que dejó al país en un default, dijo el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich.

Griesa, que lleva el caso de la disputa de con un grupo de acreedores, dijo que la audiencia convocada para este viernes por la mañana tiene relación con el "reciente default" del país sudamericano, de acuerdo a un documento de la corte dado a conocer el jueves.

"No podemos tener expectativas favorables porque (el juez Griesa) siempre ha tenido una visión de carácter parcial", dijo Jorge Capitanich a periodistas.

"Pero lo que es cierto es que el juez tiene que resolver las cuestiones de carácter pendiente y estas cuestiones tienen que ver con múltiples mociones por parte de múltiples actores que están involucrados en este proceso de pago", añadió el jefe de Gabinete.

La reunión se llevará a cabo en Nueva York a las 11.00 hora local (1500 GMT). Argentina cayó en cesación de pagos el jueves tras perder una larga batalla legal con fondos de cobertura que rechazaron canjes de deuda en 2005 y 2010.

La corte de Nueva York había ordenado al país pagar US$ 1,330 millones más intereses a estos acreedores para poder honrar un cupón de su deuda reestructurada, pero al no lograr un acuerdo el país perdió el plazo para cancelar los intereses.