Reuters.- El recortó el lunes su cálculo de crecimiento económico para este año a un rango de 1,25 a 2,25%, en medio de señales de una mayor moderación en el retiro parcial de su estímulo monetario para apoyar el repunte de la actividad.

En su (IPoM) en el Congreso, el consejo del organismo rebajó su estimación de expansión del Producto Bruto Interno (PBI) desde un pronóstico previo de 2,0 a 3,0%, ante un complejo escenario externo y una débil demanda interna.

Asimismo, para 2017, el instituto emisor proyectó un aumento del PBI de entre el 2.0 y el 3.0%.

"La por debajo de su potencial durante buena parte del horizonte de proyección", dijo el informe del Banco Central de Chile.

El organismo rector proyectó una expansión de la demanda interna del 1,5%, impulsada por un consumo que avanzaría un 1,8%, mientras que la inversión crecería un leve 0,5%.

Pese al bajo dinamismo de economía, el Banco Central de Chile destacó la elevada inflación interanual, aunque espera un descenso durante la segunda mitad de este año. Con todo, estimó una inflación de 3,6% a fines de diciembre desde un cálculo previo de 3,8%.

"La inflación continuará por sobre 4% por algunos meses más y retornará a 3% en el 2017. El crecimiento de la actividad y la demanda se ha debilitado y en el horizonte de proyección se recuperará lentamente", dijo la entidad.

El consejo del admitió que la convergencia de la inflación a la meta sigue requiriendo de un retiro parcial del estímulo monetario, "aunque a un ritmo más pausado que el previsto en diciembre", ante el bajo dinamismo de la economía.

La Tasa de Política Monetaria (TPM) se ubica actualmente en 3,5% tras un alza de 25 puntos básicos a fines del año pasado.

El organismo rector destacó que el escenario base considera una trayectoria para la TPM similar a la que se deduce de las distintas mediciones del mercado, es decir, un alza de un cuarto de punto porcentual en lo que resta del año.

"Bajo este supuesto, la política monetaria seguirá impulsando la economía", enfatizó la entidad.

Por otro lado, los se conocen una semana después de que el Gobierno también bajó su cálculo de expansión del PBI a un 2.0% desde un 2.7%, por la debilitada demanda interna y el bajo aporte del cobre, del que Chile es el mayor productor mundial.

La entidad rectora pronosticó un precio del cobre de US$ 2.20 la libra para este año y de US$ 2.30 en 2017.

Así, para el 2016 prevé un superávit comercial de US$800 millones, con exportaciones que alcanzarían a US$ 55.150 millones, muy por debajo del desempeño de los últimos años.

El déficit de la cuenta corriente, en tanto, anotaría una variación de 2.5% del PBI estimado, equivalente a US$ 5.850 millones.

TAGS RELACIONADOS