En los últimos cuatro años, reveló, hubo casi 500 sentencias por delitos de corrupción, productos de informes de , pero solo se dictó prisión efectiva para nueve personas.

"La corrupción es uno de los productos más rentables, porque no tiene costos, hay impunidad", apuntó en .

Indicó, en tal sentido, que lo que se requiere es una modificación legal que corrija la situación. "Es necesaria la muerte civil, el corrupto no debería trabajar más en el Estado".

Otro factor para combatir la corrupción, según , es revalorar el papel del funcionario público, a fin de mejorar el clima laboral y transparentar las líneas de carrera.