(Bloomberg).- necesita un "fuerte" nivel de reservas internacionales para destacarse entre sus pares de mercados emergentes cuando la de los Estados Unidos comience a elevar los costos crediticios, dijo una directora del Banco Central de Colombia, Ana Fernanda Maiguashca.

"Compramos para estar preparados, de modo tal que cuando empiecen a subir las tasas de interés los mercados nos observen y estimen que este es un país sólido y no retiren sus recursos de nuestra economía", dijo ayer Maiguashca en una entrevista en Bogotá. "Quiero que nos diferencien de otros países que no tienen la misma fuerza en lo relativo a sus variables macroeconómicas".

La junta directiva del decidirá este mes sobre la política de acumulación de reservas en tanto llega a su fin el programa de compra de dólares del segundo trimestre. Colombia debe ponderar su vulnerabilidad a las crisis internacionales en lugar de tratar de influir en el valor del peso al decidir sobre los niveles apropiados de reservas, dijo Maiguashca.

[ ]

Colombia tiene alrededor de US$ 47,000 millones de reservas internacionales, en comparación con US$ 40,000 millones de Chile y US$ 65,000 millones de Perú. El banco central ha comprado US$ 3,100 millones este año y un récord de US$ 6,800 millones en 2013.

La evalúa cuándo subir las tasas de interés por primera vez desde 2006 y se encamina también a poner fin en octubre a un programa de compra de bonos. Al mismo tiempo, el Banco Central Europeo redujo las tasas de interés a un bajo nivel récord el 4 de septiembre y dijo que comprará valores con garantía de activos en momentos en que intenta reanimar la economía de la región.

Fuerzas opuestas"No sé cómo van a operar esas fuerzas una vez que empiecen a actuar en direcciones opuestas, pero quiero contar con un fuerte nivel de reservas cuando eso suceda", dijo Maiguashca, que se incorporó al banco central en 1995 y se desempeña en el comité de política desde el año pasado.

El peso ha declinado 4% en el último mes, a 1,968.10 por dólar, el peor desempeño después del forinto húngaro entre 24 monedas de mercados emergentes que analizó Bloomberg.

JPMorgan Chase Co. dijo en marzo que elevaría a más del doble la ponderación de Colombia en dos índices de bonos entre mayo y septiembre, lo que desencadenó un incremento de las compras de bonos locales por parte de extranjeros. Se estima que los flujos ingresantes llegarán a su fin este mes, lo que reducirá una fuente de riesgo para la economía colombiana, dijo Maiguashca.

"Una fuerza aumentó nuestra vulnerabilidad, y estimo que esa fuerza se detendrá", agregó. "En ese sentido, una fuerza me impulsó a reforzar la estrategia de reaseguro, y observo que esa fuerza retrocede".

La economía de Colombia creció 4.8% en el segundo trimestre respecto de igual período del año pasado, según la mediana de los pronósticos de una encuesta de Bloomberg entre analistas, mientras que se expandió 6.4% en los primeros tres meses del año. Está previsto que el organismo nacional de estadísticas dé a conocer su informe sobre el PBI del segundo trimestre el 18 de septiembre.