Módulos Temas Día

Colombia considera que quinua será clave para posicionarse como despensa alimentaria

La quinua se ha convertido en una gran opción a la que progresivamente se han adherido agricultores en todo el país, siguiendo el ejemplo de Perú, Ecuador y Bolivia.

notitle

La República de ColombiaRed Iberoamericana de Prensa Económica (RIPE)

Un pseudocereal milenario cuya semilla goza de un alto contenido proteínico y una adaptabilidad extraordinaria comienza a posicionarse como una importante opción de cultivo que contribuiría a hacer del país una despensa de alimentos.

Hace tres años la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) nombró a Colombia como uno de los siete países con potencial para convertirse en lo que la entidad ha llamado "la canasta de pan del mundo" para 2050.

Las posibilidades de expansión del país son prometedoras en la medida en que se supere el atraso en desarrollo del sector, pues según Rafael Zavala, representante de la FAO, "al interior se produce con menos de 50% del suelo de uso agrícola".

Esa idea se refuerza con las investigaciones del Instituto Geográfico Agustín Codazzi (Igac) que apuntan a que de los 22 millones de hectáreas con esta vocación (19% del territorio nacional) se explotan solo cinco millones.

Pero el reto para llegar a ser la despensa mundial de alimentos no está solo en cultivar áreas extensas que hoy ocupan actividades como la ganadería extensiva, sino también en la definición de un esquema de cultivos para especializarse según la demanda mundial.

En este escenario la quinua se ha convertido en una gran opción a la que progresivamente se han adherido agricultores en todo el país, siguiendo el ejemplo de Perú, Ecuador y Bolivia.

Aún con el desconocimiento sobre su existencia, el grano mereció una mención de la FAO en 2013, cuando se declaró año internacional de la quinua por sus propiedades nutricionales y su aporte para contribuir a la seguridad alimentaria mundial, especialmente en aquellos países donde la población no tiene acceso a fuentes de proteína.

Esta planta andina que se produce a lo largo de la Cordillera de los Andes atraviesa por un crecimiento de la cadena productiva. Aunque el Ministerio de Agricultura calcula que actualmente hay unas 1.000 hectáreas sembradas, se reconoce un potencial de 10.000 que sería una realidad en los próximos cinco años.

En cuanto a la economía agrícola, el cultivo no requiere de una gran inversión. El costo promedio de los proyectos vigentes es de $4 millones por hectárea y los rendimientos son de hasta 2.600 kilos por cada 10.000 mts2, aunque el promedio está en 1.300.

Además, se estima que la quinua deja márgenes de ganancia por encima de 50%.

Así lo ha evidenciado la empresa Factoría Quinoa, cuya cadena de comercio agrupa a decenas de productores en los departamentos de Cundinamarca, Nariño, Cauca y Boyacá que llegaron al cultivo de la mano de esta firma que les presta capacitación permanente.

Colombia se vinculó a la celebración del año internacional de la quinua a través de la conformación de un Comité Nacional en el que participará el Ministerio de Agricultura, las gobernaciones de Nariño, Boyacá y Cundinamarca, la Alcaldía de Bogotá (a través de la Secretaría de Desarrollo Económico) y empresas del sector privado así como representantes de los productores y la academia.

Para los consumidores, especialmente en Estados Unidos y Europa ha resultado especialmente atractivo porque se puede encontrar en diferentes presentaciones: granos para consumir en ensaladas, sopas o como acompañamientos; harinas crudas e instantáneas para repostería; hojuelas para cereales, yogurts y frutas.

Tags Relacionados:

quinua

quinua peruana

Leer comentarios ( )