Módulos Temas Día

Coches viejos y contaminantes, vestigio de la crisis en España

España intentó contrarrestar el impacto de la caída de ventas de coches ofreciendo incentivos económicos a los propietarios para que renovaran sus vehículos entre el 2012 y 2016.

(Foto: AFP).

Bloomberg.- Los humos que desprende un parque automovilístico cada vez más viejo son parte del legado de la recesión económica en España, mientras Madrid intensifica sus esfuerzos para limitar la contaminación del tráfico.

El Ayuntamiento de la ciudad prohibió la semana pasada la circulación de los coches con matrícula par por el centro de la ciudad durante un día, y también impuso restricciones de velocidad y aparcamiento en un intento de limitar la contaminación del tráfico, agravada por las condiciones climáticas de altas presiones.

Una razón para el aumento de los gases es el envejecimiento del parque automovilístico español debido a que los propietarios dejaron de renovar sus vehículos durante la crisis económica entre 2009 y 2013, señaló Ricardo Conesa, director del Programa Superior de Empresas del Automóvil de IE Business School de Madrid.

El estallido de la burbuja inmobiliaria, que sumió a España en un decaimiento económico durante cinco años, minó la demanda de todo tipo de bienes de consumo, incluidos los coches, lo que provocó una caída anual de las matriculaciones de 40% entre el 2008 y 2012.

La menor inversión en coches nuevos es una razón por la que los madrileños deben soportar cada vez más la "boina" de contaminación, tal y como se conoce a la nube de polución que se forma sobre la ciudad cuando las condiciones climáticas están despejadas.

Bonanza económica"Mucha gente compró un coche en el 2006 y 2007, durante la bonanza económica española", afirmó Conesa. "Y son precisamente esos coches los que van a cumplir diez años", indicó.

A medida que el boom inmobiliario y crediticio llegaba a su apogeo, la matriculación de coches tocó un techo en el 2005 de 1.65 millones al año antes de caer a 699,589 en el 2012, el año en que el país pidió un rescate de 41,000 millones de euros (US$ 43,300 millones) a Europa para salvar a su sistema bancario.

España intentó contrarrestar el impacto de la caída de ventas de coches ofreciendo incentivos económicos a los propietarios para que renovaran sus vehículos entre el 2012 y 2016.

El programa de efectivo por coches destartalados ayudó a sacar de circulación un millón de coches pero no pudo evitar que aumentara el envejecimiento general del parque automovilístico del país.

Este año, el 60% de los coches españoles tendrán más de diez años, según datos de la consultora MSI. Sólo en el 2017, la cifra de coches que tienen más de una década aumentará en 1.15 millones, según esta firma.

La media de edad de los coches españoles alcanzó los 11.9 años en el 2016, en comparación con los 7.8 años de hace una década, de acuerdo con las estimaciones de la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC).

En el 2014, los vehículos de más de diez años representaban el 35% del parque automovilístico de Reino Unido, el 42% en Francia y el 50% en Italia, según ANFAC.

Leer comentarios ( )