(Tokio).- Los fundamentos de la economía peruana aún se mantienen sólidos y las perspectivas de largo plazo son auspiciosas. Ese es el mensaje alentador que la delegación de inPerú llevó a más de 200 inversionistas japoneses, que fueron visitados en el marco del Road Show Asia 2015.

"El sueño peruano no se ha terminado. Nuestras perspectivas son fuertes y los inversionistas japonenes pueden ayudarnos a ser lograr ser un hub financiero en la región", afirmó el presidente de la Bolsa de Valores de Lima (BVL), Christian Laub.

[ Lea también ]

Así, el ejecutivo subrayó que el Perú puede lograr dicho objetivo en los próximos 10 años. Ello agregó será posible en buena medida gracias a nuestra resilencia macroeconómica, que supera a la de Colombia, Chile y México. Además, Laub recordó la ventaja del bono demográfico y el seguir siendo un país con altos índices de atracción de capitales.

"Estamos orgullosos de tener inversión a niveles de países asiáticos. Eso es algo que tenemos que cuidar. A pesar de que el shock de los commodities nos golpea hace tres años, seguimos creciendo y somos una muy buena oportunidad para los inversores japoneses", dijo.