(Tomado del Diario Financiero)

La semana pasada, la Cámara Chileno-Belgo-Luxemburguesa de Comercio y la Asociación de Empresarios de Origen Vasco le otorgaron el premio de "Empresario Destacado" a Juan Eduardo Errázuriz, presidente ejecutivo del grupo chileno .

Y es que, el protagonismo de sus operaciones, como la venta de su filial CTI a la sueca Electrolux en el 2011, la compra del conglomerado belga de productos para la minería Magotteaux, y su arremetida en Brasil con la toma de control de la productora de explosivos Britanite, en alianza con el , han dado de qué hablar.

Y el Holding apunta a más. Así, está preparando próximos movimientos en todas sus áreas de negocios en la región. "Además de Chile, nuestros esfuerzos están concentrados básicamente en Perú, Colombia y Brasil, por lo menos en 2013. Y con alguna certeza, y en el mediano plazo también se va a integrar Argentina y México", anticipa el empresario.

Pero su acción no se limita a sus empresas. Vinculado toda su vida a la actividad gremial –como vicepresidente de la Sofofa y la Cámara Chilena de la Construcción– el empresario llevó esta vocación más allá de las fronteras en 2010 al asumir la presidencia del comité empresarial binacional Chile-Perú.

Hace dos meses dio un nuevo paso al integrarse al consejo consultivo de la Alianza del Pacífico con representantes privados de Colombia, Perú y México, con el mandato de hacer recomendaciones para mejorar el proceso de integración económico-comercial.

Alianza con los Brescia

Perú fue uno de los primeros países al cual ingresó el grupo ¿cuál es su balance? 
Estamos muy bien en el área comercial, tanto en SKC Maquinarias, como en SKC Rental y SK Bergé, a través del cual somos el número uno en el sector automotriz.

¿En qué está el proyecto petroquímico por US$ 800 millones asociados con el , y que pensaban partir este año?
El área petroquímica es más lenta, y por todo el tema de las comunidades y los permisos, por ahora hay que tomarlo con más paciencia.

¿En qué van las negociaciones para el abastecimiento de gas desde Camisea?
En este tema tiene que haber certeza, no sólo respecto de tener gas, sino también en materia de transporte, que todavía es bastante crítico porque requiere una serie de trabajos para aumentar los volúmenes, y eso está pendiente. Y a la espera, nos derivamos a Brasil.

¿Cómo se gestó la alianza con el grupo Brescia para abordar un tercer mercado como el brasileño en el negocio de explosivos?
Se logró como producto de una larga relación que nos permitió generar las confianzas y poder ir junto a otro país. Con el grupo Brescia venimos intentando negocios desde 2007, y una oportunidad concreta fue esta en Brasil para tomar el control de Britanite en sociedad con los antiguos dueños, la familia Almeyda. El potencial de Brasil en minería es enorme.

¿Están viendo otros proyectos con la familia Brescia?
Tenemos definido trabajar juntos en Perú y Brasil. En un pacto entre caballeros, probablemente vamos a conversar si aparecen otras oportunidades. Y aunque no hay compromisos, lo más probable es que sigamos juntos.

¿Buscan crecer en el área comercial en ese mercado?
Hace un año y medio llegamos con SKC Rental a Curitiba y estamos en los tres estados del sur. Queremos ser líderes en los negocios en los que estamos, y SKC Rental lo es a nivel latinoamericano.

Relación Chile-Perú

Como presidente del Consejo Empresarial Chile-Perú ¿Cuál es su diagnóstico de las relaciones económicas entre ambos países?
Desde 2004, el comercio ha aumentado 10 veces y las inversiones han crecido ocho veces, desde US$ 3.000 millones, a los actuales US$ 12 mil millones de inversión chilena y con niveles de inversión peruana en Chile que ellos estiman en US$ 7 mil millones, y que este año creen que superará los US$ 8 mil millones.

Todo esto es producto de generar las confianzas necesarias y de no mirar para el pasado. Y en eso estamos trabajando.

¿Se mantendrá este dinamismo pese de las tensiones en las relaciones bilaterales?
Yo tengo una confianza absoluta, ya que los beneficios para ambos países son enormes.

La relación que en el pasado nos dividió, tenemos que construirla hacia el futuro para que sea estupenda. Y esto no es la solución, pero ayuda a generar las confianzas y hemos aportado nuestro grano de arena.

¿Independiente del resultado del fallo de La Haya?
Por supuesto. Los empresarios estamos para construir futuro. Y estamos muy confiados en que los países vamos a respetar lo que se resuelva en los tribunales internacionales.

¿Cuáles son los proyectos en los que está trabajando el consejo binacional?
Estamos creando instancias de educación, con intercambio de estudiantes peruanos y chilenos, de tal modo que tengan becas compartidas. Y queremos crear una red social de jóvenes.

¿Cuál es el objetivo?
Tenemos un déficit tremendo de cápita humano para implementar las inversiones en nuestros países. Sólo en cobre, los proyectos en Perú y en Chile pueden llegar a los US$ 250 mil millones en los próximos 8 años y eso no es posible materializarlo si no existe gente capacitada.

Ya hemos partido con centros de capacitación en varios lugares de Chile enfocados a esto, tanto de estatales de Codelco, como de privados.