(Reuters).- Chile registró un en mayo debido principalmente a una fuerte caída en las importaciones, ante el retroceso de la demanda interna en medio de la desaceleración de la .

En el quinto mes, el anotó un saldo comercial positivo de US$ 1,453 millones, según cifras publicadas el lunes por el Banco Central, lo que se compara con el superávit de US$ 326 millones el año anterior.

Las importaciones alcanzaron los US$ 5,508 millones en mayo, una caída interanual del 17.6%. Con esto, acumularon al quinto mes un retroceso del 9.7%.

La contracción en las importaciones ocurre en medio del menor dinamismo de la demanda interna, lo que ha llevado al Banco Central a recortar la Tasa de Política Monetaria (TPM) en 100 puntos base desde octubre para estimular la inversión y el consumo.

Las rebajas en el interés han llevado a una depreciación de la moneda chilena, lo que ha favorecido a los exportadores.

En mayo, los envíos llegaron a US$ 6,961 millones, una leve baja del 0.7% interanual, aunque acumulan una variación positiva del 0.6% en los primeros cinco meses.

Las ventas de , del que Chile es el mayor productor mundial, representaron cerca de la mitad de los envíos totales del país en mayo, al sumar US$ 3,489 millones.

Con estas cifras, Chile acumuló un saldo positivo en su de US$ 4,479 millones entre enero y mayo, casi el triple de lo registrado en el mismo período del año pasado.

Para todo el 2014, el Banco Central ha proyectado un saldo positivo de la balanza comercial de US$ 900 millones, con exportaciones por un total de US$ 74,800 millones e importaciones por US$ 73,900 millones.