La hace prever que este año díficilmente el Perú aprovechará el potencial del , pues el acuerdo se mantendrá en un estado de 'hibernación' durante unos dos o tres años hasta que se den los primeros frutos, estimó el economista , investigador principal de Centrum Católica.

En su apreciación, sucederá lo mismo que con el TLC entre Perú y Estados Unidos, el cual se firmó en momentos de la crisis financiera del 2008-2009, y el país vio los beneficios inmediatos. "Nuestras exportaciones de confecciones y textiles disminuyeron porque justo hubo una recesión en EE.UU.", recordó.

Entonces, con "una Europa estancada. Entonces, el TLC es como si estuviera en hibernación". "Existe, pero sus frutos no lo veremos en los próximos dos o tres años", avizoró.

TLC con ChinaAnte este panorama, Torres recomendó dirigir nuestras exportaciones a los países orientales como Singapur, Taiwan, India y China, toda vez que los países occidentales están en un "ciclo de estacamiento".

No obstante, dijo que el "no se utiliza casi nada", por lo que pidió cambiar de estrategia.

"Lo único que le vendemos a China son los metales, que ya desde antes le vendíamos sin aranceles. (El Gobierno) debería de reconstituir algunos de los sectores con ventajas comparativas, como en los textiles: está bien que le compremos todos los textiles a China, pero también vendámosle nuestro algodón pyma y la lana de alpahaca", subrayó.

Menciono que en China hay una clase media y alta con capacidad para comprar productos peruanos más sofisticado y de mayor precio.