Omar Mariluzomariluz@diariogestion.com.pe

El Gobierno cerrará este año, probablemente, con cinco paquetes de medidas para impulsar la economía hacia el 2015 con un claro enfoque expansivo, pero algunas voces de la academia advierten de los riesgos que acarrearía una política fiscal y excesivamente flexible.

Los investigadores de la escuela de negocios de la Universidad Católica () sostienen que políticas fiscales y monetarias expansivas, de tipo contracíclica, pueden agravar la situación al generar desequilibrios en las cuentas del país.

Una de las principales restricciones, según , investigador de Centrum, es el alto déficit en cuenta corriente de la balanza de pagos, que en el segundo trimestre de este año llegó a 6.8%, su mayor nivel desde 1998, y cerraría el 2014 en 4.7%.

"Si bien el déficit en cuenta corriente es originado básicamente por el sector privado, no deja de ser peligroso. Una política económica expansiva agravaría este déficit", comentó el economista.

Desde el lado de la política monetaria también ha habido presiones para una mayor flexibilización, a través de una reducción más contundente de la tasa de interés (actualmente en 3.5%). Pero para el investigador de Centrum, el BCR ha mantenido una política prudente.

"En todo este proceso no se ha tenido restricciones de liquidez, la tasa de interés interbancaria no está alta y la depreciación del sol se está dando en forma ordenada", precisó Chión.

En la misma línea, el director del Centro de Estudios Financieros y Económicos de Centrum, Eduardo Court, comentó que el impacto de las medidas que ha lanzado el Gobierno será insuficiente y prevé un crecimiento para el próximo año ligeramente superior al 3%.

El investigador señaló que el Gobierno debe implementar políticas de más largo plazo que ayuden a incrementar el PBI potencial del país, más que medidas "cortoplacistas".