La Comisión de Educación de la Cámara de Comercio de Lima () solicitó que los candidatos a la presidencia, vicepresidencias y al Congreso de La República plantear propuestas para fomentar una educación de calidad, con inclusión.

"Es importante que los electores valoren la trayectoria profesional y ético moral de los candidatos y sus propuestas específicas de gobierno para colocar al Perú en el tercio superior de los países de Latinoamérica en los resultados de aprendizaje de las evaluaciones de la Unesco y Pisa al 2021", indicó el presidente de la citada comisión, Idel Vexler.

La agenda educativa promovida por este grupo de trabajo contiene medidas de política educativa, teniendo en cuenta el Proyecto Educativo Nacional al 2021.

En base a esté documento, Vexler recomendó promover un currículo escolar con aprendizajes esenciales para la formación integral de los alumnos.

También que se amplíe y profundice la reforma magisterial con evaluaciones, capacitaciones y aumento de sueldos según méritos para los maestros en las ocho escalas de la carrera; se desarrolle la inclusión educativa de las personas con discapacidad y de todos los sectores excluidos del sistema educativo; y se dé prioridad a la educación rural, la interculturalidad y el bilingüismo.

Sugirió proseguir con algunos programas sociales como y las becas de posgrado, los , la Jornada Escolar Completa y el programa de mejoramiento de la enseñanza del inglés.

Planteó también la creación de colegios, centros de educación técnico productiva e institutos tecnológicos mediante la modalidad de formación dual (técnico-profesional) para formar los técnicos que el país necesita.

Sobre la educación superior universitaria, Vexler recomendó desarrollar una profunda reforma universitaria con calidad académica y autonomía para formar profesionales altamente competitivos, así como mejorar el porcentaje de investigación producida, y activar la transferencia social, científica y tecnológica y productiva en el país.

"Cualquier cambio o modificación a la actual Ley Universitaria y a la educación peruana, en todas sus etapas, debe ser para mejorar y avanzar. De ninguna manera para retornar al statu quo anterior", refirió.

Propuso además, la puesta en marcha de políticas educativas públicas de largo aliento que articulen al Estado, la sociedad y la empresa privada; que fomenten una oferta educativa de calidad que guarde relación con la demanda del mercado laboral estableciéndose mecanismos de participación de la empresas productivas en la formulación de los perfiles y currículos profesionales, y se estimulen propuestas de alta calidad educativa en el sector privado.

Sobre el presupuesto educativo, sugirió asignar como mínimo el 6% del PBI a este sector y al mismo tiempo, que genere normas y procedimientos para una gestión presupuestal efectiva y transparente.

"Es importante impulsar aún más las obras por impuestos y las asociaciones público-privadas a fin de mejorar la infraestructura y los espacios educativos. Desde luego, debe evaluarse y mejorase la gestión educativa descentralizada con énfasis en la autonomía de las escuelas", aseveró.