La Cámara de Comercio de Lima (CCL) expresó su preocupación por la actual situación que viene sucediendo entre el Poder Ejecutivo y Legislativo, que en los últimos meses se han enfrascado en un camino que parece no tener salida.

En ese sentido, hizo un llamado a la reflexión al Poder Legislativo para que, sin perder la esencia de su trabajo – que es legislar-, y sin renunciar al rol fiscalizador que debe cumplir en un régimen democrático, priorice la revisión y aprobación de las normas que el país requiere y demanda con urgencia, a fin de no caer en lo que pareciera ser una campaña sistemática de interpelación ministerial.

"El Congreso no debería continuar en esa línea de trabajo – que si bien es un acto democrático- lo único que hace es entorpecer las acciones del Ejecutivo que en este momento debe estar 100% abocado a las urgentes reformas que deben darse en el país para que la locomotora del aparato productivo pueda agilizar el proceso de crecimiento que el país requiere con urgencia", señaló Mario Mongilardi Fuchs, presidente de la .

Agregó que se debe apoyar los objetivos del Plan de Gobierno del Ejecutivo, entre ellos generar 1.5 millones de nuevos puestos de trabajo en los próximos cinco años, nuestro país no puede seguir teniendo el 74% de informalidad, esta situación no es sostenible en el tiempo, si uno de los objetivos del gobierno es integrarse a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que reúne a los países desarrollados del globo.

"El gobierno tiene una gran responsabilidad con la actual masa laboral que es incrementar 30% el ingreso promedio por trabajador en los cinco años de régimen, para lo cual tiene que dar normas claras con el objetivo de que el sector empresarial genere mayores fuentes de trabajo, sin perder de vista la labor que tienen que realizar las otras instituciones del Estado para promover la inversión pública y privada", comentó.