El ministro de Economía y Finanzas, Luis Miguel Castilla, consideró que el Perú "está jalado" cuando se evalúan los resultados de , a pesar de que en la última década el presupuesto para atender a los sectores más deprimidos se triplicó a aproximadamente 45 mil millones de soles.

"Definitivamente estamos jalados y es inconcebible. Esto es una tarea que debe ser prioritaria y por ello debemos evaluarnos al final si hemos cumplido el encargo del al ejecutar directivas del plan de gobierno", manifestó en la actividad Diálogo Abierto: Inversión Social y Programas de la Primera Infancia, en la Universidad del Pacífico, en Jesús María.

Agregó que esta situación es "insólita y nos preguntamos: ¿esto se tradujo en mejores en indicadores sociales o aquellos vinculados a la primera infancia como reducción o eventual erradicación de la desnutrición crónica infantil? Y la respuesta a rajatabla es no". "Acá pasa algo. No solo es un tema de recursos, es un tema de gestión y de la mentalidad con la que se ejecutan programas", expresó.

Resaltó que la brecha entre inversión y resultados va más allá de los recursos: también pasa por revisar la cadena logística y hacer mejoras en abastecimiento del Estado. "Erradicar la desnutrición infantil es una meta que debemos tener como país y hay que trabajarla", remarcó.

Castilla anotó que el MEF impulsa el concepto de programas presupuestales, que no solo se preocupe en los insumos para atender las necesidades de la población, sino también en el resultado, que implica medir el avance en dos puntos: la rendición de cuentas en el manejo de los recursos y la transparencia en el proceso.