Washington (Reuters).- El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, planea permanecer en el cargo hasta inicios del 2013 para ayudar al Gobierno a sellar un acuerdo con los legisladores para evitar una crisis fiscal, informó la .

El Gobierno y los legisladores tienen menos de dos meses para evitar un "abismo fiscal", que implica la entrada en vigencia automática de aumentos de impuestos y recortes de gastos por 600,000 millones de dólares que podrían llevar al país a una nueva recesión.

" ha señalado que se quedará hasta el inicio del nuevo período y que, obviamente, será un participante clave en las negociaciones relacionadas con el denominado abismo fiscal", dijo el portavoz de la Casa Blanca a periodistas.

Geithner ha dicho por mucho tiempo que planeaba renunciar si el presidente lograba su reelección, tras años lidiando con la crisis financiera del 2007-09, primero como presidente de la Reserva Federal de Nueva York y luego como jefe del Tesoro.

Tras ayudar a la Casa Blanca a negociar el año pasado un acuerdo para elevar el techo de endeudamiento y bajar el déficit, Geithner se ganó a varios republicanos que lo consideraron como razonable y abierto a escuchar sus preocupaciones.