La siempre se acelera en el cuarto trimestre. Hay cierta estacionalidad del PBI en ese sentido. Así que no es desatinado que el Gobierno espere una recuperación en los últimos meses del año, pero aún así no se cerraría el 2013 con un crecimiento de 5.7% como proyecta.

Esa fue la opinión del economista e investigador de la Universidad del Pacífico, , quien pronostica un de entre 5% y 5.5% para este año. Además, tiene una proyección más baja del PBI para el 2014: entre 4.5% y 5.5%, pues ve poco probable alcanzar la nueva proyección oficial de 6%.

Casas explicó que durante el cuarto trimestre "el consumo tiende a aumentar fuertemente", pues la gente gasta más impulsada por la campaña navideña. Y también el , en un intento por compensar los anteriores trimestres.

También en los últimos meses del año las no tradicionales reciben "bastantes pedidos de todos los productos agrícolas y textiles". Pero aseguró que el sector exportador igual cerraría en negativo, y lo que solo podría darse es "una desaceleración de la caída".

"Este año quizá no se podría llegar al 5.7% de crecimiento (previsto por el ), porque creo que so tiene que ver más con mantener las expectativas del mercado. Una cifra fácilmente alcanzable sería entre 5% y 5.5%", proyectó Casas.

Riesgos del próximo añoEl 2004 se vería afectado por la reducción del , situación que afectaría el ritmo de la inversión pública. "Pese a que tienen dinero guardado, habría esta presión de que, como no reciben más canon, paralicen las obras". Y a esto se le sumaría el riesgo inherente a las elecciones regionales y locales a celebrarse el próximo año. "Hay que recordar que más de la mitad de la inversión pública está en manos de ellos. Y las autoridades podrían gastar más por reelegirse o volverse más beligerante contra el gobierno central".

La inversión extranjera directa es otro factor a considerar. Casas opinó que ésta se está reduciendo, pues no se vislumbran en el camino después de los yacimientos mineros de Toromocho y Las Bambas.

En el frente externo, si bien es cierto que habría un panorama más positivo respecto a Estados Unidos y el retiro de su expansión monetaria, por otro lado los países emergentes se estarían viendo perjudicados por la salida de capitales debido al efecto de la recuperación de EE.UU. y, por ende, los inversionistas se volverían más selectivos.

"El 6% no es una cifra que no sea alcanzable, pero tiene una baja probabilidad que ocurra. Lo que uno ve en el siguiente año, dado el entorno interno y externo, es que podría estar entre 4.5% y 5.5%", previó Casas.

No obstante, dijo que el Perú tiene un fondo de estabilización fiscal de 7 mil millones de dólares, más de los 4% del PBI que se utilizó durante la crisis del 2009. Y, además, los y locales tienen 7 mil millones soles (una cifra cercana al 2% del PBI) guardados que fácilmente podrían sostener la inversión pública durante dos años.