El turismo informal evade impuestos por cerca de US$ 700 millones, según información de . Su presidente, , explicó que este monto corresponde al 70% de los operadores que no emiten comprobantes de pago.

La responsabilidad –señaló- no solo es del Gobierno (Sunat, Mincetur y el Ministerio de Trabajo), sino de los gremios empresariales que no reportan a quienes ejercen la de forma irregular.

"Es responsabilidad pública y privada. También somos responsables por lo que no hacemos", reflexionó. "Nosotros hemos planteado el tema muchas veces, pidiendo una fiscalización. No tenemos miedo de hacer las denuncias respectivas contra . Con eso responsabilizamos e identificamos los delitos", añadió

El 70% de operadores turísticos – advirtió- viene como "mochileros" sin adquirir los servicios previamente, de los cuales –acotó- "muchos" pueden obtener servicios de informales que no emiten comprobantes de pagos.

"Los informales compiten deslealmente con aquellos que están agremiados y sí pagan impuestos", señaló. "Debe existir una sola legislación nacional (y no una distinta en cada región) para identificar a quienes infringen la ley", sugirió.

CalidadCanales remarcó que es menor la probabilidad que el turista reporte un mal servicio si contrata a un informal. "En el 2010, fue cerrado entre enero y marzo para restaurar el acceso a través de los trenes, pero en la Plaza de Armas del Cusco se comercializaban entradas al centro arqueológico. Fueron estafados más de 3 mil turistas extranjeros en aproximadamente 60 días", recordó.