Lima (AP).- El primer ministro de Canadá, Stephen Harper, anunció un aporte financiero de su país a Perú para impulsar el desarrollo en áreas de actividad minera, donde Canadá tiene importantes inversiones, pero que recientemente están experimentando demoras y retrocesos por la resistencia de las poblaciones a tolerar a la que culpan de contaminar el ambiente.

El monto de la ayuda asciende a 53 millones de dólares que serán destinados a financiar nuevas iniciativas de desarrollo de manera de contribuir con un manejo responsable de los , y con la mejora de la calidad de vida de las poblaciones de las áreas mineras, según se precisó en el sitio de Internet del primer ministro canadiense.

Harper expresó elogios al buen manejo de las políticas de administración del gobierno peruano, que han permitido a Perú constituirse en una de las economías con mayor crecimiento del continente.

"Perú como tienen abundante recursos naturales, y al igual que en Canadá, el responsable desarrollo de esos recursos tiene vital importancia para la creación de puestos de trabajo y el crecimiento económico en Perú, por eso me complace anunciar que el gobierno de Canadá va a dar asistencia al gobierno de Perú para ayudar a asegurar que el desarrollo sea alcanzado responsablemente", declaró Harper ante la prensa en Palacio de Gobierno tras reunirse con el presidente Ollanta Humala.

Asimismo señaló que pese a la incertidumbre que vive la economía mundial, las empresas mineras canadienses, al mirar hacia Perú, "ven tremendas oportunidades en el futuro y son muy positivas en este mercado particular".

sostuvo que Canadá y Perú coinciden en su preocupación por el respeto del medio ambiente y agradeció al visitante por "su preocupación permanentemente por el buen desempeño corporativo de las empresas".

El anuncio sobre la ayuda financiera canadiense a Perú se produce en momentos en que la actividad minera ha experimentado algunos retrasos o paralización de importantes inversiones mineras debido a la oposición y protestas de las poblaciones que viven en zonas de influencia minera.

El último caso ha sido el de la minera canadiense Candente Copper, que anunció recientemente la que realizaba en su proyecto cuprífero Cañariaco de 1,500 millones de dólares, ubicado en la región Lambayeque.

José de Echave, ex viceministro de Ambiente, y activista de la organización no gubernamental Cooperacción, dijo que el ofrecimiento de la ayuda canadiense está muy vinculado con los intereses comerciales de Canadá en Perú.

"Seguramente conociendo los problemas y los conflictos sociales que hay en torno a la minería, que muchos de ellos además involucran a empresas canadienses, por ahí debe haber el interés e inquietud (de Canadá) de abordar estos temas ambientales que en muchos casos están en la base de los conflictos", declaró a la AP.

Expresó, sin embargo, sus dudas de que anuncios como el realizado por Harper vayan a lograr una disminución de los conflictos mineros.

Harper destacó que Perú es el segundo socio comercial de Canadá en Centro y Sudamérica, y el tercer mayor destino de las inversiones canadienses en la región. Asimismo, resaltó que en los últimos cinco años, tras la entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio Perú-Canadá, el comercio bilateral registró un "asombroso" crecimiento de 71%.

La visita de Harper también fue ocasión para la suscripción entre Perú y Canadá de un Memorándum de Entendimiento que permitirá a ambos países incrementar sus relaciones en materia de defensa, en áreas de cooperación, entrenamiento y equipamiento.