Oscar Gonzáles Estradaogonzález@diariogestion.com.pe

¿Cómo observas el papel que cumplen organismos como el FMI en crisis como la que vive ahora Europa, y la del 2008 que afectó a todo el mundo?Si no existiera el FMI habría que reinventarlo. La historia de los últimos 60 años ha sido de crisis, y siempre ha existido la necesidad de tener una institución multilateral que sirva como un paraguas para proteger a los países. Hemos aprendido muchas cosas, los programas iniciales eran como marcados en roca con un punzón, pero esto ha ido mejorando. Ahora el FMI tiene una visión muy clara de que tiene que insistir en proteger a los sectores menos favorecidos, porque todos los ajustes tienen dolor.

En la región, el FMI no ha tenido mucha presencia.América Latina ha aprendido la lección y no ha tenido los problemas que ahora Europa está padeciendo. Para la región el organismo es importante porque nos puede ayudar a abrir el paraguas en caso de que se compliquen las cosas.

Los bancos de inversión no quedaron bien parados con la crisis del 2008. ¿Cómo ves el futuro de estas entidades financieras?El sector financiero es crucial para el crecimiento. Tiene que haber un control más fuerte a los bancos comerciales que manejan los ahorros del público. En el caso de los bancos de inversión también tiene que reforzarse su supervisión, no se les tiene que cerrar porque son necesarios, pero sí se debería desinflar un poco esa arrogancia que tienen.

En el caso de las calificadoras de riesgo ¿cómo observas su desempeño?No siempre han tenido un buen papel. En las crisis latinoamericanas ellos anunciaban que determinado país tenía problemas cuando, en realidad, se estaban arreglando las cosas, y al final con sus calificaciones los afectaba mucho. También en ciertas operaciones y con ciertos países estas entidades no querían dar una mala calificación cuando realmente se la merecían.

¿No han actuado bien?No creo que sean corruptas pero no son lo suficientemente ágiles para actuar, y es algo que tienen que mejorar.

Algunos piensan que se ha afectado la confianza en estas entidades.Puede ser. Ellas tendrían que calificar el riesgo-país, pero tendrían que mejorar sus sistemas.

¿Cómo podrían resumir la performance de la economía peruana?Tengo una gran admiración por el Perú. En el manejo macroeconómico e institucional lo están haciendo muy bien. No voy a entrar sobre el conflicto que existe en el tema minero, pero fundamentalmente es una de las economías más sanas de la región y de mayor crecimiento.

¿Qué debilidades ves en la economía peruana?En la continuidad de algunas reformas hay un cierto retraso. Siguen habiendo problemas en mejorar la calidad de la educación y en infraestructura se tiene que invertir más. También los niveles de ahorro e inversión tendrían que mejorar, así como reforzar las finanzas públicas. La economía peruana sigue siendo vulnerable a la volatilidad de los precios de las materias primas.

El Gobierno peruano ha dado un nuevo paquete de estímulo fiscal para protegerse de la crisis externa…Cosa que Perú se puede dar ese lujo porque tiene recursos y niveles de deuda muy bajos.

El BCR aún no decide acompañar con un estímulo monetario. ¿Debería actuar?Cuando un país tiene márgenes fiscales muy pequeños la política monetaria tendría que actuar para estimular la economía. En Perú creo que aún hay margen para la política fiscal.

En el Perú algunos ya hablan de una institucionalización del manejo prudente de la economía por los últimos gobiernos…En Perú está ocurriendo un caso muy interesante del desacoplamiento de la política y el manejo económico y se podría hablar de una institucionalización en este caso. Tengo gran admiración por lo que se ha hecho en Perú.

Pero hay un sector que no siente los beneficios del crecimiento.Hay avances importantes. Aunque creo que los peruanos tienen una gran capacidad de quejarse de todo, es uno de los países más disconformes consigo mismo.

HOJA DE VIDANombre: Claudio M. Loser.Cargo: Presidente de Centenniel Group.Otros cargos: Es profesor sobre una materia de América Latina en Universidad de Washington.Experiencia: 30 años como funcionario del FMI y ocho de ellos como jefe del departamento para América Latina.