Las microfinancieras han entrado en una fuerte competencia para ampliar su cartera de clientes. Y pese a que Caja Arequipa adquirió recientemente los activos y pasivos de la caja de Señor de Luren, no descarta seguir ampliando su participación en el mercado con la adquisición de financieras más pequeñas.

"Nosotros como caja no descartamos la posibilidad de adquirir alguna caja que esté en venta. Ninguna caja inscrita a la Federación descarta la posibilidad de tener crecimiento inorgánicos, que ayudará además al sistema", refirió José Málaga, presidente de .

A la fecha, Caja Arequipa cuenta con más de un millón 30 mil clientes a nivel nacional. Con un monto total en colocaciones de S/. 3,150 millones y S/. 3,400 millones en captaciones.

"El 66% de nuestra cartera está concentrada en mypes. Estamos claramente enfocados en lo que fue nuestro propósito de fundación", destacó.

Málaga, que también es vicepresidente de la Federación de Caja Municipales de Ahorro y Crédito, indicó que están trabajando en compras corporativas y leasing corporativo.

"Ayudamos a los agremiados más pequeños con la finalidad que puedan obtener eficiencias en su manejo, lo que garantiza el poder ser un sistema sólido a diferencia de las cajas rurales y de la caja Metropolitana de Lima", destacó.

En tal sentido, negó que las cajas rurales vayan a desaparecer ya que cada vez son más las instituciones se interesan por adquirir financieras de menor patrimonio.

"El mercado está empezando a madurar. Ese camino a la maduración va a determinar en su momento algún nivel de consolidación en el sistema. Vemos que dos cajas han sido absorbidas y eso es parte de la consolidación de un mercado", sostuvo.