Londres (Reuters).- Los pedidos manufactureros cayeron inesperadamente en en octubre, reveló hoy un sondeo de tendencias de CBI, lo que avivó las preocupaciones sobre la recuperación de la economía británica.

habría salido de la recesión en el trimestre julio-septiembre- Los datos del producto interno bruto se conocerán el jueves y los analistas esperan que muestren un sólido crecimiento, en parte por un rebote luego de que un feriado golpeó la actividad en junio.

Sin embargo, el gobernador del Banco de Inglaterra, Mervyn King, advirtió el martes que una desaceleración de los mercados emergentes era una nueva amenaza para la y dijo que la entidad estaba preparada para inyectar un mayor estímulo monetario en caso de que las señales positivas sobre la economía se desvanecieran.

El sondeo de la confederación Británica de la Industria sobre el balance de los pedidos totales cayó a -23 este mes desde -8 en septiembre, muy por debajo de los pronósticos más pesimistas y el menor nivel desde diciembre del 2011.

"Las esperanzas de que el sector fabril británico esquivara la bala de la debilidad del sector manufacturero de la zona euro han desaparecido", dijo el economista de BNP Paribas David Tinsley.

El sondeo trimestral de CBI sobre la confianza de las fábricas se vio golpeado en el trimestre hasta octubre debido a que las empresas mostraron su peor desempeño productivo en tres años.

"Tanto la demanda doméstica como la externa cayeron inesperadamente este trimestre", dijo la jefa de análisis económico de CBI, Anna Leach.