El estudio concluyó que la creciente brecha de suministro aumentaría la dependencia de Estados Unidos de las importaciones de cobre del 44% al 67% en el 2035. (Foto: Bloomberg)
El estudio concluyó que la creciente brecha de suministro aumentaría la dependencia de Estados Unidos de las importaciones de cobre del 44% al 67% en el 2035. (Foto: Bloomberg)

No se deje engañar por la última caída del cobre: la escasez de oferta será tan grave y los precios tan elevados en los próximos años que se corre el riesgo de retrasar el abandono de los combustibles fósiles en todo el mundo.

TAGS RELACIONADOS