El dinamismo empresarial que comprende el ingreso y salida de empresas a nivel nacional, disminuyó en 42.4% entre el 2012 y 2015, lo que implica que en dicho periodo el flujo de creación neta de empresas se redujo en 65,507 unidades productivas, reportó el Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial (IEDEP) de la (CCL).

En base a la información del (INEI), el gremio detalló que la creación de empresas netas en el 2012 alcanzó 154,227 pero disminuyó al cierre del 2015, totalizando 88,720.

"De este grupo, la mayoría pertenecen a las microempresas y pequeñas empresas (mypes) siendo un alto porcentaje del sector Comercio y Otros Servicios", explicó César Peñaranda, director ejecutivo del IEDEP.

En el sector Comercio el flujo de empresas creadas se redujo en 26,300 mientras que para Otros Servicios, la cifra disminuyó en 17,770 unidades productivas. También figuran con importantes cifras el sector Manufactura que retrocedió en 6,268) y Minería en 5,100.

El economista detalló que las empresas que operan en cada uno de los sectores basan en gran medida su decisión de continuar o no en el negocio, luego de evaluar sus resultados financieros que muchas veces dependen de la dinámica del sector.

"Por esa razón es de esperar que si el negocio baja, habrá poco flujo de ingreso de empresas y un mayor flujo de salidas, tal como figura en el reporte de los últimos años", precisó.

En este contexto, planteó redefinir políticas más efectivas que mejoren la productividad y competitividad empresarial y a la par reduzcan la carga regulatoria y se efectúen los ajustes pertinentes en materia laboral y tributaria que afecta la operación de las empresas y desincentivan la formalización de un mayor número de ellas.

"También compete al empresario peruano comprender que mejorar la productividad no es una carga para las empresas sino una necesidad, ahora que los mercados externos se amplían gracias a los acuerdos comerciales", anotó.