Módulos Temas Día

Bundesbank insta a Europa a seguir con recortes fiscales

El jefe del ente consideró que las autoridades monetarias deben hacer lo necesario una vez que los riesgos sobre la inflación de la zona euro aumenten.

Jens Weidmann reiteró que el BCE y los gobiernos deben mantener su actual trayectoria. (Reuters)

Nueva York (Reuters).- Postergar los recortes presupuestarios perjudicará, no mejorará, el crecimiento económico, dado que una medida de ese tipo golpearía la confianza en que la zona euro logrará poner en orden su deuda pública, afirmó el consejero del Banco Central Europeo y presidente del Bundesbank, Jens Weidmann.

Según el funcionario, el BCE subirá su tasa de interés cuando se corra el riesgo de que la inflación supere la meta y advirtió que usar ahora una política monetaria demasiado expansiva aumentaría los peligros sobre la estabilidad financiera y de precios en el futuro.

"Si la consolidación y las reformas ya anunciadas se demoraran, la gente no perdería más aún la confianza en la capacidad de las autoridades de llegar a la raíz de la crisis?", se preguntó Weidmann.

En la actual situación, la falta de confianza en las finanzas públicas ya está afectando al crecimiento económico, sostuvo, para luego señalar que "la consolidación fiscal podría inspirar confianza y ayudar a la economía a crecer".

Durante el fin de semana, importantes consejeros del BCE que participaron de los encuentros de la primavera boreal del Fondo Monetario Internacional rechazaron los llamados del FMI para que el banco lleve su tasa bajo el 1% y esté preparado para proveer más financiamiento público a los bancos para reducir el riesgo de un recrudecimiento de la crisis.

Weidmann insistió en que el BCE y los gobiernos deben mantener la actual trayectoria, diciendo que los riesgos que conllevan los recortes de presupuestos están sobreestimados. "Los riesgos de la consolidación están siendo exagerados. En cualquier caso, hay pocas alternativas", dijo.

Además, Weidmann se mostró preocupado por la posibilidad de que la inflación de los países desarrollados pueda ser superior a las tasas del 1.9 y 1.7% que proyecta el FMI para este y el próximo año.

"Yo no esto tan tranquilo (como el Fondo) respecto de la inflación. Si tomamos en cuenta los crecientes precios de la energía y la fuerte inflación subyacente, los precios podrían subir más rápido que lo que espera el FMI", indicó.

El BCE podría subir las tasas para frenar la inflación si viera que los precios suben más rápido que su meta de cerca pero por debajo del 2%. "Las autoridades monetarias deben hacer lo que sea necesario una vez que los riesgos sobre la inflación de la zona euro aumenten", afirmó.

Leer comentarios ( )