(AFP).- Los británicos decidieron abandonar la , un seísmo que llevó al primer ministro David Cameron a anunciar este viernes su dimisión, sumió a los mercados en un agujero negro y hace temer un efecto dominó en Europa.

Los británicos votaron por un estrecho margen, 52%-48%, a favor de que el Reino Unido salga del club europeo del que formaba parte desde 1973.

Los líderes europeos, entre ellos el presidente francés Francois Hollande, lamentaron hoy la aprobación del Brexit, pero aseguraron que están preparados para mantener la estabilidad del bloque en este escenario negativo.

Los países fundadores de la UE anunciaron una reunión extraordinaria el sábado en Berlín, el preludio de lo que puede convertirse en una pugna diplomática con Londres de resultados impredecibles para todo el bloque.