El (BID) informó hoy que dado el mejor desempeño que se anticipa este año para la economía de Estados Unidos como para la economía europea, incluyendo la española, se espera también una recuperación en los que reciben el Perú y los países de Sudamérica, aunque no significativa.

Según el informe "Las Remesas a América Latina y El Caribe 2013: Aún sin alcanzar niveles de pre-crisis", elaborado por el Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin) del BID, es probables que durante este año no se observen crecimientos en las remesas intra-regionales en (ALC) debido a que se prevé que algunas de estas economías presenten crecimientos menores a los observados en el 2013.

"Esto impactaría adversamente los niveles de empleo y de ingreso de los migrantes en estos países vecinos, lo cual podría redundar en un estancamiento de las remesas", añadió.

Tomando en consideración las tendencias migratorias y laborales observadas en 2013 y proyecciones macroeconómicas para este año, el informe establece que es "probable" que las remesas que se reciban en ALC en 2014 alcancen una tasa anual de crecimiento entre 5% y 7%.

Asimismo, menciona que queda aún un trabajo por hacer para entender mejor la evolución del mercado de remesas, incluyendo los costos de envío, la participación de los distintos operadores del lado emisor y receptor, así como las modalidades de envío e instrumentos de pago.

"Es importante que tanto las autoridades del sector público, sector privado, y demás actores relevantes realicen esfuerzos coordinados para continuar mejorando los datos disponibles al público para que esto redunde en beneficios para los usuarios de estos servicios, incluyendo el acceso a productos y servicios financieros de calidad que les permitan acumular activos y realizar inversiones a futuro", menciona el documento.

Según el informe, el monto total de remesas recibido en ALC durante el 2013 no presentó cambios con relación al año anterior, con lo que su tasa de variación anual fue prácticamente nula a nivel regional.

Tras la caída de estos flujos en 2009 provocada por la crisis financiera internacional, los flujos de remesas a ALC mostraron una leve recuperación en 2010-2011, para luego estabilizarse a partir de 2011.

En 2013, el ingreso de remesas del exterior a la región alcanzó US$ 61,251 millones, de los cuales .

"En los años previos a la el ingreso de remesas del conjunto de países de ALC alcanzó tasas promedio de crecimiento anuales de 17%. Sin embargo, la crisis económica de 2008-2009 provocó un cambio importante en las tendencias observadas hasta entonces", señala el informe del Fomin del BID.