Siguiendo la publicada el martes, el Banco Central de Reserva acordó mantener la de la política monetaria en 4.25%, cumpliendo así su decimoctavo mes consecutivo sin modificaciones.

Según un comunicado de la autoridad monetaria, esta decisión obedece a que el desvío de la inflación ha reflejado factores temporales del lado de la oferta, en un entorno interno caracterizado por el crecimiento económico y un escenario externo altamente incierto.

La inflación en octubre fue -0.16%, menor a la de setiembre, principalmente por la reversión de precios de alimentos perecibles. Con este resultado, la inflación de los últimos 12 meses pasó de 3.74% en setiembre a 3.25% octubre.

La tasa de inflación subyacente de octubre fue 0.13%, con lo que acumula una tasa de 3.32% en los últimos 12 meses, menor a la del mes anterior. La inflación sin alimentos y energía fue -0.04%, con una variación en los últimos 12 meses de 1.99%.

En octubre mejoraron las condiciones de oferta de productos perecibles, lo que contribuyó a una reversión de los choques de oferta que venían afectando la inflación temporalmente, con lo cual la inflación regresará al rango meta y tenderá gradualmente a 2%.

Algunos indicadores actuales y adelantados de actividad muestran que el crecimiento de la economía peruana se ha estabilizado alrededor de su nivel sostenible de largo plazo, aunque los indicadores vinculados al mercado externo muestran aún un desempeño débil.

Por otro lado, los indicadores de la economía mundial muestran que continúa la incertidumbre sobre el ritmo de crecimiento de la actividad económica global.