El reveló que la cayó de 50 a 48 puntos entre julio y agosto, pasando al tramo pesimista.

Este indicador, que refleja las expectativas de la economía para los próximos tres meses, bajó a su menor nivel desde junio del 2011 cuando registró 47 puntos.

Adrián Armas, gerente de Etudios Económicos de la autoridad monetaria, minimizó estos resultados: "Es uno de los diez indicadores que publica el banco sobre las expectativas de la economía", refirió.

En la misma línea, la descendió un punto en relación al mes anterior, bordeando el tramo pesimista en cincuenta.

Sin embargo, el mes pasado la previsión de las empresas respecto a la demanda de sus productos para los próximos tres meses subió un punto de 57 a 58, y las expectativas de contratación de personal se elevaron de 51 a 52 puntos.

"La previsión de las empresas sobre la demanda de sus productos es el mejor indicador, porque tiene más información de su sector", aseguró Armas.