reveló que la cayó nuevamente en julio, ubicándose en cincuenta puntos y rozando el tramo pesimista. Es su menor nivel desde mediados del 2011.

La confianza se encuentra entonces en un nivel "neutral", refirió Adrián Armas, gerente de Estudios Económicos del ente emisor, quien aclaró que las firmas son "claramente optimistas" cuando se les consulta sobre su sector.

El índice de cayó cuatro puntos el mes pasado, de 66 a 62 puntops, mientras que la expectativa de demanda de las empresas se mantuvieron en 57 puntos.

"Todos los agentes económicos forman sus expectativas en base a la nueva información que va surgiendo. Es difícil predecir cómo se comportará (el indicador de confianza empresarial) el próximo mes", señaló Armas.