Se observa en Perú una continua s sobre la situación económica durante el segundo trimestre del 2012, por lo que los indicadores de inversión privada se mostrarían al alza al cierre del primer semestre, afirmó el Banco de Crédito del Perú (BCP).

Por esta razón, si bien la percepción de incertidumbre internacional se ha incrementado, el impacto sobre la actividad económica local ha sido hasta ahora limitado, señaló.

"No obstante, el dato de crecimiento de marzo sugiere que un deterioro del panorama internacional afectaría a la economía peruana, aunque la dinámica de la demanda interna sigue siendo destacable", sostuvo en su Reporte Semanal.

En ese sentido, manifestó que en caso de registrarse un mayor deterioro internacional, existe margen para respuestas de política económica en el país.

"En particular, es de destacar el papel que jugaría la política fiscal, que preveía un panorama externo complicado y que por lo tanto consideraba una postura expansiva, que se viene implementando", sostuvo.

Destacó que en las actividades guiadas por la demanda interna y asociadas a la construcción (como vidrio y productos de vidrio, artículos de hormigón y yeso, cemento) se siguen observando tasas de crecimiento de dos dígitos (y ello habría continuado en abril).

"Ello mismo se observa en algunas categorías de consumo tanto duradero como no duradero (vehículos automotores, bebidas no alcohólicas), reflejando el dinamismo de la demanda interna", resaltó.

De esta manera, la economía peruana cerró el primer trimestre del año con una expansión de seis por ciento, anotó el BCP.