(Reuters) .- El (BCE) elevó hoy sus estimaciones sobre el de la pero redujo sus proyecciones de inflación a cero para el 2015, debido al impacto de la fuerte caída de los precios del petróleo y la debilidad del euro.

Las proyecciones anteriores del BCE, reveladas en diciembre, fueron realizadas antes de que los precios del crudo agudizaran su caída.

[Etiqueta]

"Los riesgos que rodean al panorama económico para el área del euro siguen a la baja pero han disminuido tras las recientes decisiones de política monetaria y el declive en los precios del petróleo", dijo el presidente del BCE, , en una conferencia de prensa tras la reunión de la entidad.

El BCE ahora espera que el crecimiento del PBI se acelere a un 1.5% en el 2015 respecto al 0.9% del año pasado y por encima de la previsión del diciembre de una expansión de 1%.

También prevé un crecimiento de la producción económica de 1.9% en la zona euro en el 2016, mayor a la estimación de diciembre, y una expansión de 2.1% en el 2017. El recortó su proyección de inflación en el 2015 a cero desde 0.7% en diciembre y elevó su estimación del índice de precios a 1.5% para el año próximo, que se compara con una previsión inflacionaria de 1.3% revelada en diciembre.

El BCE espera además que la inflación se acelere a un 1.8% en el 2017, cerca del objetivo establecido por la entidad de apenas por debajo del 2%. Draghi dijo que los ajustes reflejaron el impacto de la caída de los precios del crudo que comenzó a mediados del año pasado, la depreciación del euro y los efectos de las recientes medidas de política monetaria tomadas por el BCE. Las siguientes son las nuevas proyecciones en porcentajes del banco sobre el crecimiento y la inflación en el área del euro.