El Directorio Ejecutivo del aprobó ayer una donación de US$ 5.5 millones del Fondo Climático Estratégico para apoyar a las comunidades indígenas en sus esfuerzos por proteger la .

El dinero se entregará durante cinco años y será destinado principalmente a lograr el título de propiedad y la demarcación territorial de 130 en 780,000 hectáreas de tierra e inscribir a otras 310 comunidades en la base de datos de pueblos indígenas.

Asimismo, el donativo servirá para implementar 50 subproyectos de seguridad alimentaria, 20 de generación de ingreso y cinco de producción sostenible de madera.

Se trata del segundo proyecto a nivel país en el marco del MDE Global, aprobado por el Directorio Ejecutivo del Banco Mundial en marzo de 2015, que busca dotar de mayor seguridad la tenencia de la tierra y apoyar el uso sostenible de los recursos mediante la concesión de títulos de propiedad.

Alberto Rodríguez, Director del Banco Mundial para Bolivia, Chile, Ecuador, Perú y Venezuela, recalcó que "este esfuerzo puede tener un impacto significativo en la reducción de la pobreza y vulnerabilidad, en tanto las comunidades con tenencia garantizada de la tierra suelen tener un mejor acceso a fuentes tradicionales de alimentos, medicinas y un mayor nivel de participación en programas nacionales de protección social y redes de protección".