(Reuters) El dejó estable la tasa de interés referencial en 3.5%, como esperaba el mercado, en medio de una moderación de la inflación y un bajo dinamismo de la actividad doméstica.

Con esta decisión, la Tasa de Política Monetaria (TPM) sumó cinco meses en su actual nivel, lo que se enmarca en un ciclo de gradual normalización del estímulo monetario para hacer converger la inflación pero sin afectar el crecimiento económico.

"El Consejo estima que para asegurar la convergencia de la inflación a la meta se requerirá continuar con la normalización de la política monetaria, a un ritmo que dependerá de la nueva información que se acumule y de sus implicancias sobre la proyección de inflación", dijo el banco.

La mantención de la tasa clave estuvo en línea con lo esperado por el mercado, que ha pronosticado un alza de la TPM entre fines de este año y los primeros meses del 2017.